¿Nace una Superliga con los más poderosos de Europa?

Deportes

Cinco clubes punteros de Inglaterra evalúan la creación de un torneo europeo que deje de lado a la Premier League y compita con la Champions League, según publicó este miércoles el diario sensacionalista británico The Sun.

Representantes de Manchester United, Chelsea, Arsenal, Manchester City y Liverpool trataron al parecer en una reunión en Londres con el millonario estadounidense Stephen Ross sobre su participación en una Superliga con otros clubes europeos.

El Arsenal confirmó que hubo un encuentro, pero negó la información publicada por el periódico. "No hubo conversaciones sobre sustituir la Premier League o empezar una Superliga europea", dijo a DPA un vocero del club. "Nosotros nos oponemos firmemente a cualquier escisión", argumentó.

"Las discusiones fueron principalmente sobre la ICC (International Champions Cup) y formatos de competencias europeas que complementarían a la existente Premier League", advirtió.

La ICC fue fundada en 2013 por Ross, propietario del club de fútbol americano Miami Dolphins, y en ella han participado varios grandes clubes en la pausa del verano europeo.

Ahora, aseguró The Sun, el magnate norteamericano busca unir a los clubes punteros en su propia liga y crear así un formato que competiría con el producto estrella de la UEFA.

La nueva competencia sería atractiva para los grandes clubes porque garantizaría una participación estable y, por tanto, permitiría planificar con unos ingresos millonarios asegurados. Actualmente, los equipos deben jugar cada año por lograr un lugar en la Champions de la siguiente temporada.

Clubes como Manchester United y Liverpool, por ejemplo, podrían quedarse esta campaña fuera de los puestos de acceso a la máxima cita europea.

Las entidades europeas, sin embargo, acaban de firmar un nuevo contrato muy beneficioso para la venta de los derechos de retransmisión de la Premier League. Por eso el presidente del Stoke City, Peter Coates, se mostró incrédulo ante la información.

"El nuevo acuerdo entra en vigor la próxima temporada, y eso es una gran cantidad de ingresos extra para todos. Es difícil imaginar por qué alguien querría cambiar eso. Yo no lo tomo en serio", dijo. "No le daría ninguna credibilidad".


Manchester United y Liverpool también serían contrarios a todo cambio futbolístico, tanto en Inglaterra como en Europa.

Ross no habría estado presente en la reunión del martes en un importante hotel londinense, a la que acudieron Ed Woodward (Manchester United), Ferrán Soriano (Manchester City), Ivan Gazidis (Arsenal), Bruce Buck (Chelsea) y Ian Ayre (Liverpool), según las fotos publicadas por The Sun.

A mediados de enero, el presidente del Bayern Munich, Karl Heinz Rummenigge, habló de la posibilidad de ver en el futuro un campeonato europeo con una veintena de equipos de Italia, Alemania, Inglaterra, España y Francia, bajo el amparo de la UEFA o de otra organización, y que algunos partidos se podrían jugar en Asia y América.

Esta hipótesis recuerda a los proyectos recurrentes de una Superliga, que compitiera con los torneos de la UEFA, por el que apostaron algunos clubes europeos a principios del siglo XXI.

Dejá tu comentario