Nuevo capítulo en la disputa entre Independiente y Montenegro

Deportes

La pretemporada de Independiente parece no tener paz deportiva, luego de que la dirigencia resolvió este jueves enviarle una intimación al mediocampista Daniel Montenegro para que deje de entrenar con el plantel profesional, al tiempo que el club podría recibir un pedido de quiebra por una deuda de la anterior gestión.

Luego de que el entrenador Jorge Almirón dio los fundamentos futbolísticos sobre por qué no tendrá en cuenta al "Rolfi", la dirigencia sumó el telegrama que llegó en las últimas horas al domicilio del excapitán.

Como Almirón no va a tenerlo en cuenta, las autoridades del "Rojo" dejaron en claro que no quieren que el enganche siga trabajando a la par del resto del plantel en la pretemporada.

Por eso, lo intimaron para que se presente este viernes bien temprano en el predio de Villa Domínico, pero para entrenarse con el grupo de jugadores que no serán tenidos en cuenta.

El mediocampista ofensivo, enterado de la última jugada de los dirigentes, deberá dirigirse al centro deportivo de la institución para ahorrarse un inconveniente legal, debido a que cuenta con un vínculo vigente hasta fines de 2015, el cual pretende cobrar en su totalidad para rescindirlo.

Ya sea por su cuenta o con los integrantes del plantel de la Reserva, Montenegro tendrá que cumplir sus obligaciones profesionales junto a otros excluidos de la consideración del entrenador.

La negociación no parece ser sencilla, porque el futbolista podría asistir al lugar con un escribano o con el propio Sergio Marchi, el secretario de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA).

Otra de las novedades que surgieron en la concentración de Independiente en Mar del Plata antes del debut por la Copa de Oro fue el posible pedido de quiebra que recibiría en caso de no hacerse cargo de una deuda por la compra de un jugador, que arrastra de la anterior gestión.

Se trata de la contratación del juvenil Christian Ortíz, que llegó en 2012 al club por recomendación del ídolo Ricardo Bochini y se fue la temporada pasada a San Martín de Porres, de Perú.

"No es una situación de ahora, viene de arrastre, de la conducción anterior (con Javier Cantero al frente). Le han comprado un porcentaje del pase y le han pagado una parte. La suma supera los 400 mil dólares, más o menos 450 mil. Se le pagó una suma y le quedó lo otro", explicó el vicepresidente de Independiente Noray Nakis, quien detalló que en su momento, el "Rojo" adquirió el 50 por ciento de su ficha.

"Nos llamaron y nos tomó por sorpresa, pero somos optimistas porque hay una charla bastante amigable con los abogados. Así que vamos a tener una nueva reunión y una charla", manifestó el dirigente en declaraciones a TyC Sports.

"Es difícil que lleguemos a ese punto de la quiebra, porque nuestra conducción no va a permitir que se haga más daño de la conducción anterior", confió.

Ortíz es un enganche argentino que llegó en 2012 (con 19 años) proveniente de Uruguay, después de haber jugado en Racing de Montevideo.

Después de marcharse del club de Avellaneda, se fue a la Universidad de San Martín de Porres de Perú, que es donde está actualmente.

En el "Rojo" jugó un solo partido, el que Independiente perdió 2 a 1 con Belgrano de local.

Dejá tu comentario