29 de julio 2021 - 00:00

Una fintech local aplicará el modelo de Robinhood, la plataforma que puso en jaque a Wall Street

Cocos Capital, la primera fintech en ofrecer un esquema de cero comisiones en Sudamérica, informó que está desarrollando una aplicación gratis y fácil de usar para todas aquellas personas que están empezando a incursionar en el mundo de las inversiones.

inversiones mercados criptomonedas.png
Pixabay

Cocos Capital, la primera fintech en ofrecer un esquema de cero comisiones en Sudamérica, informó que está desarrollando una aplicación gratis y fácil de usar para todas aquellas personas que están empezando a incursionar en el mundo de las inversiones. Y, en paralelo, una plataforma más compleja para aquellos inversores sofisticados y profesionales que buscan más herramientas de inversión y un asesoramiento personalizado.

Este modelo es el que generó estragos en Wall Street y puso en jaque a los grandes inversores a través de Robinhood.

Creada en 2021, Cocos apuesta por la tecnología como un medio de inclusión financiera e implementa un esquema disruptivo para que todas las personas puedan acceder a mejores alternativas de inversión y operar de manera fácil y segura desde Argentina.

A través de un esquema de cero comisiones, y complementándolo con educación financiera, busca eliminar las barreras de entrada para todos aquellos potenciales inversores minoristas que actualmente deciden comprar dólares en el mercado paralelo y/o toman otras decisiones y descartan la alternativa de ahorrar e invertir en los instrumentos que el mercado de capitales tiene para ofrecerles.

Según Ariel Sbdar, CEO de Cocos Capital, “lo usual en la industria es promover alternativas escalonadas de comisiones en las que las cuentas de mayor magnitud pagan menores comisiones que los inversores pequeños y nosotros queremos invertir esa ecuación, permitiendo que todos puedan invertir hasta el más mínimo monto”.

“En Argentina hay un mercado de capitales que ofrece muchos instrumentos de inversión para protegerse contra la inflación, devaluación y hasta para generar rentabilidad adicional; y por las altas barreras de entrada y la falta de educación financiera, es baja la participación de inversores minoristas, que actualmente en su mayoría deciden destinar sus ahorros solamente a la compra de dólares en el mercado paralelo o blue”, añadió Sbdar en un comunicado.

El modelo de Robinhood

El modelo que tratará de llevar adelante la fintech argentina tiene algunos puntos en común con la oferta de Robinhood, una plataforma que revolucionó a Wall Street al ser la puerta de ingreso para miles de pequeños inversores al mercado de capitales más importante del mundo. La empresa completará hoy una salida a bolsa que la valuaría en unos USD 32.000 millones.

Robinhood no cobra comisiones y, de esa manera, llegó a 18 millones de usuarios este año. Detrás de esta plataforma se dieron fenómenos inéditos en el mercado neoyorquino, como la pulseada entre pequeños inversores y grandes fondos shortsellers alrededor del precio de la acción de GameStop que causó millones en pérdidas a figuras establecidas del mercado. El fenómeno, completamente nuevo, fue una acción masiva coordinada desde la red social Reddit que tomó por sorpresa al mercado.

AMC, BlackBerry y Nokia son otros ejemplos de “acciones meme” que se popularizaron por las apuestas de pequeños inversores que utilizan plataformas gratuitas y la viralización de sus estrategias en redes sociales.

El modelo de negocios de Robinhood, sin embargo, no reposa en el servicio “freemium”. La empresa obtiene la mayor parte de sus ingresos del pago por el flujo de órdenes que maneja y cede a terceros, market makers, que generan sus ingresos manteniendo el mercado de ciertos activos permanentemente líquido (es decir, con ofertas vendedoras y compradoras constantes) para ganar con la diferencia entre las dos puntas. El pago de membresías y servicios premium, mientras tanto, es otra fuente de ingresos pero mucho menor: explica menos del 8% de sus entradas de dinero.

El pago por flujo de órdenes, sin embargo, no está exento de críticas. Los detractores del modelo sostienen que la necesidad de generar flujos de inversión impulsa a compañías como Robinhood a estimular movimientos constantes en las carteras de sus clientes que no son necesariamente las más convenientes para ellos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar