Inició Kirchner ayer una gira clave a China

Economía

Néstor Kirchner partió ayer al mediodía con destino a la República Popular de China, viaje que representa la mayor gira desde que asumió como presidente, en mayo de 2003. Lo escoltó una comitiva multitudinaria: 250 empresarios, tres ministros y siete gobernadores.

Con el objetivo de potenciar el intercambio comercial con el gigante asiático, el Presidente -a bordo del Tango 01- tiene una nutrida agenda, entre las que se destacan una cumbre bilateral con su par chino, Ju Hintao, y una visita a la Asamblea Popular para reunirse.

Sólo algunos problemas de falta de asientos complicaron las horas previas a la salida. Al punto que dos gobernadores, el chubutense Mario Das Neves, y el fueguino Jorge Colazo, fueron notificados de que no tenían lugar en el avión presidencial. Colazo tomó igual un vuelo comercial.

Otro que tampoco subió al Tango 01 fue el ministro de Economía,
Roberto Lavagna, quien, con agenda en Buenos Aires, partió algunas horas después en vuelo de línea. Lo mismo hicieron el número 2 de la Cancillería, Martín Redrado, y el diputado Jorge Argüello, que se quedó sin ticket oficial.

En rigor, el único ministro que acompañó ayer a Kirchner fue
Julio De Vido, de Planificación Federal. Lavagna se acoplará a la misión ya en Pekín, al igual que el canciller Rafael Bielsa, que partirá hacia China desde Rusia, donde encabezó otras gestiones comerciales.

• Escalas

No tuvieron problemas en el embarque la primera dama Cristina Kirchner ni los gobernadores Felipe Solá ( Buenos Aires), Jorge Obeid ( Santa Fe), José Manuel de la Sota (Córdoba), José Luis Gioja (San Juan), Eduardo Fellner (Jujuy), Sergio Acevedo ( Santa Cruz) y Julio Cobos ( Mendoza).

Con escalas programadas en Brasil, Islas Canarias y Praga, la comitiva presidencial llegará a Pekín el domingo, pero recién el lunes iniciará la actividad oficial que se extenderá hasta el jueves 1 de julio. El sábado 3, la delegación argentina estará de regreso en Buenos Aires.

KIrchner, al igual que los empresarios, buscarán mejorar el nivel de negocios el país con China, un mercado de
1.300 millones de habitantes, cuya economía crece a una tasa de 8% anual desde hace una década y que, a mediados de siglo, será la mayor potencia económica mundial.

Actualmente, las exportaciones hacia ese gigante asiático son del orden de los
u$s 2.500 millones anuales; según las proyecciones, podrían alcanzar los u$s 3.000 millones.

Como un augurio, el embajador argentino en China,
Juan Carlos Morelli, planteó la necesidad de «profundizar» las relaciones bilaterales y «tratar de establecer intereses permanentes», ya que es el país «que absorbe más cantidad de productos agroalimentarios en el mundo».

• Oportunidad

En tanto, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, consideró que la visita representa «una oportunidad única» para poder colocar los productos argentinos en ese mercado asiático.

A su vez, los gobernadores y empresarios intentarán sacar provecho para sus provincias y compañías. En ese sentido, la jornada clave será el jueves, cuando se desarrolle un encuentro con los empresarios chinos con mayor nivel de inversión en la Argentina.

Al margen, la duración del viaje generará un clima apto para el diálogo político. En ese sentido, es relevante la presencia de los gobernadores más poderosos, muchos de ellos luego de los conflictos que los enfrentaron con Kirchner.

Dejá tu comentario