Lagarde reafirma que el FMI no negocia plan de ayuda para Italia

Economía

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, negó en Lima que su institución esté negociando posibles créditos a Italia o España, países que enfrentan una crisis económica de grandes proporciones.

"No sé quién le dio esa información, pero definitivamente no fui yo", le dijo entre risas Lagarde al reportero que le formuló la pregunta durante una breve conferencia de prensa que dio en Lima después de reunirse con el presidente del Perú, Ollanta Humala.

Lagarde recordó en ese marco que su institución no hace inversiones, sino que presta dinero, y aclaró que esto último sólo se evalúa por solicitud del país interesado.

La exministra de Economía de Francia, quien inició su primera gira latinoamericana en Lima, no hizo mayores comentarios sobre la crisis europea, aunque destacó que el Perú seguirá creciendo pese a ella.

Según Lagarde, que recordó la crisis latinoamericana de la década de 1980 y la asiática de 1990, ese tipo de coyunturas sirven para que los países intercambien experiencias y tomen ejemplos.

Tras la reunión con Humala, de la que no trascendieron detalles salvo los elogios al manejo que hace el mandatario de la economía, Lagarde se reunirá con empresarios peruanos y luego partirá hacia México y Brasil, sus otros dos puertos en el recorrido.

Más temprano, a través de un vocero, el Fondo Monetario Internacional ya había desmentido la existencia de negociaciones con las autoridades de Italia sobre un supuesto plan de ayuda récord para la península, mencionado ayer por la prensa italiana. "No hay conversaciones con las autoridades italianas sobre un programa de financiación del FMI", declaró un portavoz del Fondo.

Ayer el periódico italiano La Stampa, citando a responsables del organismo, anunció que preparaba un plan de ayuda de 600.000 millones de euros para Italia en caso de que se agrave la crisis de la deuda de este país.

Antes los expertos se habían manifestado de forma escéptica sobre el presunto paquete de ayuda del FMI para Italia. "El FMI no dispone sencillamente de un paquete de ayuda de esas características", dijo un analista europeo.

Este préstamo del FMI permitiría a Italia disponer de un tiempo de 12 a 18 meses para implementar reducciones presupuestarias y reformas destinadas a reforzar el crecimiento, poniendo de lado la necesidad de refinanciar la deuda, según La Stampa.

Italia, que después de Grecia es el país más endeudado de la Eurozona, está desde hace meses en la mira de los mercados y sufre una crisis de credibilidad. El gobierno dirigido por el economista Monti prevé emprender el 5 de diciembre nuevas consultas sobre las primeras medidas contra la compleja crisis.

Dejá tu comentario