21 de febrero 2005 - 00:00

Rato: "Impuestos son distorsivos"

Rodrigo de Rato
Rodrigo de Rato
Lima (EFE, ASN) - El director gerente del FMI, Rodrigo de Rato, afirmó que los impuestos en América latina son «injustos, distorsionantes y no equitativos», y a veces acaban en el bolsillo de los ricos en forma de subsidios. A juicio de Rato, las economías latinoamericanas sufren de males congénitos que limitan su capacidad de expansión futura. Una de las trabas más importantes es un sistema tributario «muy malo» en la mayoría de los países, en el que los que menos tienen pagan relativamente más al Estado que los ricos, lo que perpetúa la extrema desigualdad de la región.

«Hay muchos países de América latina que no tienen impuesto sobre la renta»,
señaló. Uno de ellos es Bolivia, cuyo índice de pobreza de 63,6% le da el triste honor de ser la nación más mísera de Sudamérica. En lugar de recaudar según los ingresos, algunos gobiernos dependen de impuestos al consumo, que afectan a toda la población por igual.

• Bienes durables

Rato mencionó que algunos países también gravan la importación de bienes durables como computadoras y maquinaria, lo que reduce la inversión, así como las exportaciones, lo que las encarece. Otros, como Perú, la Argentina y Brasil, aplican tasas a las transacciones financieras.

Según un reciente informe del FMI sobre el tema, las grandes empresas consiguen evitar pagar estas tasas de forma «relativamente fácil» mediante artilugios bancarios,mientras que el impuestocae sin piedad sobre la espalda del ciudadano común cuando paga su cuenta del agua.

Al FMI le gustaría que el dinero se usara para reducir la deuda de la región, que en promedio asciende a 55% del PBI, un nivel que considera excesivamente alto. «La deuda en América latina es una cuestión esencial, porque la crisis les entra siempre por la deuda», agregó.

También explicó que los desastres financieros de los '90, como los ocurridos en México y Brasil, se deben a la «ingente cantidad de movimientos privados de capitales», necesarios para financiar la deuda soberana
. Cuando estos flujos paran súbitamente se produce una crisis «que se traslada con mucha rapidez al sistema financiero, y de ahí a los ciudadanos».

Afortunadamente, las economías latinoamericanas son más fuertes ahora que en esa década, según
Rato, pero, en su opinión, la deuda sigue siendo su talón de Aquiles.

Dejá tu comentario

Te puede interesar