Economía ya programó el plan de pago con el Club de París

Economía

• Este diario accedió ayer a la propuesta que el gobierno hará a países acreedores agrupados en el Club de París • El default anunciado en diciembre de 2001 alcanzó no sólo a bonistas, sino también a países como España, Italia, Japón y Alemania, que en su momento habían otorgado créditos bilaterales • Sólo con los organismos internacionales se mantuvo el pago -no siempre puntual, por cierto- de los vencimientos tras la salida de la convertibilidad • Hasta ahora, la Argentina logró renegociar 76,15% de la deuda con bonistas en default • Están pendientes u$s 24.000 millones de quienes en marzo de 2005 rechazaron la oferta • A ello se suma el Club de París: sólo hace dos semanas se firmó con España la regularización de la deuda • Pero restan ahora los países más complicados y que poseen casi u$s 5.000 millones en créditos impagos • Prometen reanudar el pago de los vencimientos que operen este año y el próximo por u$s 1.239 millones • Lo novedoso es que para los anteriores a 2007 -y que obviamente no se pagaron- se quiere hacer una negociación bilateral y no bajo el Club de París • De la mano de eso, se busca la aprobación para que retornen los créditos de bancos (Banco Europeo de Inversiones, por ejemplo), hoy trabados por el default • Reconoce el gobierno los riesgos existentes en el proyecto y hasta se conocieron las recomendaciones del Ministerio de Economía para minimizarlos • Lo que está claro es que el proceso será más lento que lo previsto • Difícilmente se lo pueda cerrar este año, más con la resistencia existente en países acreedores como Alemania e Italia.

Trascendieron ayer detalles de la propuesta que la Argentina presentará para refinanciar la deuda con el Club de París, cuyo monto total asciende a u$s 4.096 millones. En el plan, al que tuvo acceso este diario, la intención es regularizar los pagos de capital e intereses correspondientes a 2007 y 2008 y, al mismo tiempo, avanzar en negociaciones bilaterales con cada uno de los países acreedores.

Lo que está claro es que este proceso viene bastante demorado. Incluso Felisa Miceli estimaba que a fin de 2006 estaría una oferta global en marcha y el tema cerrado en este primer trimestre. Nada de ello ocurrirá y ahora, por lo visto y seguramente por decisión del propio-Kirchner, las negociacionesse harán de país a país, algo que demorara más el proceso.

  • Monto

    Según el cálculo efectuado por el Palacio de Hacienda, los vencimientos de capital para el período 2007-2008 suman u$s 1.239 millones. El cumplimiento de estas obligaciones sería fundamental, según se aclara, para avanzar en la reestructuración de la deuda que está en default desde 2002. De llegar a esta salida, se agregaría al cronograma de cancelaciones que debe enfrentar el gobierno durante los próximos dos años.

    Al mismo tiempo, se planteauna estrategia diferente de la que se había pensado en un primer momento. Se deja de lado la posibilidad de avanzar directamente con el Club de París para resolver la totalidad de la deuda atrasada. Por lo tanto, habría una negociación con cada uno de los acreedores, entre los que sobresalen Estados Unidos, Alemania, Italia y Japón. Se seguiría, en este sentido, la misma solución ya alcanzada con España, por u$s 982,5 millones. Se resolvió que a ese país se le pague a 6 años, con amortización creciente del capital.

  • Peligro

    El peligro de esta estrategia, como aclaran en el propio ministerio, es que el Club de París se oponga invocando la violación de «principios de solidaridad» entre los acreedores.Es decir que todos deberíanrecibir exactamente el mismo trato.

    La estrategia se completa con una negociación con los países involucrados para que de manera simultánea con el programa de pagos, se reabran líneas de crédito para exportación e inversión.

    Es decir que a medida que la Argentina va cancelando sus compromisos, recupera la posibilidad de tomar fondos frescos a tasa blanda por parte de entidades financieras internacionales. Claro que, como también advierte el ministerio de Felisa Miceli, cabe esperar presiones políticas de los países afectados por el default para que se demore la apertura de esta línea de facilidades.
  • Dejá tu comentario