Camino al superclásico

Edición Impresa

Ponzio, Maidana y Casco no se concentraron para enfrentar a Emelec y otros serán suplentes. La directiva xeneize repudió discriminación a Fabra.

River debe jugar mañana con Emelec por la Copa Libertadores, pero Marcelo Gallardo está pensando en el Superclásico, por lo que no convocó al capitán Leonardo Ponzio, ni a los defensores Jonatan Maidana y Milton Casco y muchos de los habituales titulares tendrán un lugar en el banco de suplentes, reservados para jugar el domingo. Por supuesto que tampoco estará Ignacio Fernández que se está recuperando de un desgarro y que será probado el mismo domingo para ver si puede jugar.

En Boca, el panorama es distinto, porque al no jugar Copa Libertadores, el "Mellizo" Barros Schelotto tiene a todos los jugadores para trabajar la semana completa pensando en el Superclásico. Gino Peruzzi llegó a la quinta amarilla y tendrá una fecha de suspensión, pero Boca pedirá el artículo 225 para que juegue en lugar del delantero Marcelo Torres, que está en Asia con la selección Sub 20, que jugará el Mundial en Corea del Sur.

El partido se jugará en la Bombonera el domingo a las 17,00 y hoy se conocerá el árbitro que será sorteado en una terna que componen Néstor Pitana, Patricio Loustau y Fernando Rapalini. Esto ocurrirá esta tarde en la sede de AFA de la calle Viamonte.

River concentró 20 jugadores para el partido de mañana a las 19,15 ante Emelec y se destaca la vuelta a la consideración del ecuatoriano Arturo Mina y los juveniles Tomás Andrade y Luis Olivera. Los concentrados son: Augusto Batalla, Maximiliano Velazco; Mina, Luciano Lollo, Olivera, Camilo Mayada, Lucas Martínez Quarta, Jorge Moreira; Iván Rossi, Nicolás Domingo, Joaquín Arzura, Ariel Rojas, Gonzalo Martínez, Andrade; Sebastián Driussi, Rodrigo Mora, Carlos Auzqui, Lucas Alario y Marcelo Larrondo y volverán a trabajar hoy en el Monumental a las 17, donde Gallardo parará el equipo titular para jugar con Emelec.

Boca ayer tuvo descanso, pero los dirigentes entregaron un comunicado repudiando los actos de discriminación que sufrió el sábado Frank Fabra, al que le cantaron insultos xenófobos desde la tribuna del equipo platense.

"El Club Atlético Boca Juniors repudia enfáticamente las agresiones verbales y los actos de discriminación sufridas por el jugador del club, Frank Fabra, en la última fecha del Torneo de Primera División, disputado el sábado pasado ante Estudiantes, en el Estadio Único de La Plata", señala el comunicado. "Los jugadores de Boca Juniors alertaron al árbitro del encuentro, Silvio Trucco, al momento que sucedían las agresiones e incluso le señalaron desde qué sector del público local manifestaban los insultos xenófobos. Sin embargo, el partido continuó. En las próximas horas, el club elevará una queja ante la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) con la intención de que los referís tengan instrucciones más precisas sobre cómo actuar ante estas situaciones que resultan inadmisibles", completó.

El árbitro Silvio Trucco dijo que el no escuchó "esos cantos discriminatorios, si no hubiera parado el partido inmediatamente".

Dejá tu comentario