Cristina: “No queremos importar ni un clavo”

Edición Impresa

Cristina de Kirchner defendió ayer la sustitución de importaciones y enfatizó la necesidad de profundizar la integración regional, principalmente con Brasil, para que el impacto de la crisis internacional no sea tan fuerte. Además, al cerrar anoche la 59ª Convención Anual de la Cámara Argentina de la Construcción advirtió que hay que abordar el problema de la alta litigiosidad, terminando con la «doble vía» en los juicios laborales y de las ART.

«Es necesario no depender de la importación, por eso no queremos importar ni un clavo y queremos que sea todo producto argentino», dijo la Presidente y destacó la importancia del sector de la construcción «en medio de la volatilidad de los mercados», asegurando que es una de las claves del crecimiento. Añadió que «la inversión en ladrillos es una de las más seguras y va a ser un muy buen lugar para poner los pesos o los dólares, según lo que tengan».

La jefa de Estado dijo también que la eliminación de los subsidios en las tarifas de servicios «no es un ahorro para el Estado sino una reorientación de la inversión». Y anticipó que se crearían mesas sectoriales en el Ministerio de Planificación para discutir temas como el de la energía.

Éstas fueron las declaraciones de Cristina de Kirchner ayer, en la reunión encabezada por el presidente de la Cámara, Enrique Wagner, en la que los empresarios de la construcción proyectaron para 2012 un nivel de inversión equivalente al 13% del PBI.

La integración regional es clave, sobre todo con Brasil. Ahí tenemos pendiente una peleíta en las compras gubernamentales donde Brasil debe dejar entrar a nuestras empresas constructoras como hacemos nosotros. Sobre todo cuando viene el Mundial y las olimpiadas.

Debemos asegurarnos de producir los insumos básicos del sector de la construcción, no importar ni un clavo, por el empleo argentino y también por el resultado de la balanza comercial.

La finalidad de la eliminación de subsidios es la reorientación de la inversión y no el ahorro del Estado.

Hay temas que tratar como el de las ART y la doble vía. Abordarlos con una ley que contemple los intereses de los trabajadores y de las empresas, para evitar la industria del juicio.

En las discusiones hay tensiones lógicas, excepto aquella vez en 2008, siempre son civilizadas.

A pesar de no tener acceso al crédito venimos cumpliendo con los tenedores de bonos y los organismos internacionales. Los países que hoy están por quebrar, tenían mejores notas que nosotros a los que aún nos llaman periféricos.

Dejá tu comentario