Cura justificó prohibir calzas porque excitan

Edición Impresa

 El cura Carlos Scarlata, tras las críticas, justificó su decisión de prohibir el ingreso de mujeres con minifaldas, calzas, jeans ajustados y escotes a la iglesia San Isidro Labrador, en el partido bonaerense de Zárate, al sostener que una persona vestida así "insinúa, está excitando". El sacerdote también les prohibió a los hombres ingresar con jeans, en musculosa y en ojotas.

Consultado por la prensa si no estaba "un poquito arrepentido" de su medida, respondió: "Yo hago lo que tengo que hacer en mi conciencia, la cuenta no se la voy a dar a usted, ni a los padres, se la voy a dar a Dios".

Además, volvió a entrar en la polémica al sostener que "tener una calza, una mujer, es estar mal vestida ¿Vos no sos hombre? ¿No sentís nada? Los hombres que están atrás de una calza... el tipo empieza a mirar para todos lados, porque insinúa, porque está excitando", manifestó.

Ofendido por los cuestionamientos, el cura pidió que no se "magnificaran" sus dichos y volvió a inquirir: "¿Vos no sentís nada cuando pasa una mujer? ¿Vos sos hombre? ¿Qué psicología tenés vos?". Y luego amplió que "una mujer que sabe que está mal vestida, ¿con qué intención se pone eso?". "Déjenme en paz", cerró molesto la entrevista Scarlata, un cura que volvió a dejar a la Iglesia en el centro de la polémica.

Dejá tu comentario