13 de junio 2016 - 00:00

Di María, no sería tan grave

Ángel Di María había empezado en gran forma la Copa América y parecía que la lesión lo dejaba afuera del torneo, pero los médicos son optimistas en que se recupere rápidamente.
Ángel Di María había empezado en gran forma la Copa América y parecía que la lesión lo dejaba afuera del torneo, pero los médicos son optimistas en que se recupere rápidamente.
 La lesión de Ángel Di María, sería mínima y ya empezó con buena evolución los trabajos de regeneración por lo que se perdería el partido con Bolivia, pero podría volver en los cuartos de final, si todo sigue así.

Según el parte médico oficial "Di María presentó dolor en la cara interna del muslo derecho, observándose en los estudios mínimo edema en el aductor mediano". Los médicos son optimistas y el jugador también, en cambio Javier Pastore sintió una molestia en el soleo de la pierna izquierda, en el último entrenamiento que hizo la Selección argentina en la Universidad de Illinois antes de partir a Seattle y eso retrasó su recuperación, por lo que podría perderse un par de partidos más.

Pastore entrenaba normalmente y estaba tirando paredes con Messi, cuando sintió el dolor y tuvo que salir de la práctica, después se lo vio renguear, por lo pronto, tampoco estará disponible para jugar con Bolivia, aunque dicen que lo suyo no sería grave.

La Selección ya se instaló en Seattle pensando en el partido del martes a las 23.00 ante Bolivia y ayer por la noche entrenó en su nuevo destino. Se hospedan en el hotel The Westin Bellevue.

La principal preocupación de Gerardo Martino, luego del 5 a 0 ante Panamá que le dio la clasificación, es que tiene cinco jugadores con una amarilla y si le muestran el martes la segunda los dejará afuera de los cuartos de final ante Venezuela o México (el que salga segundo de ese grupo). Uno no jugará seguro porque es Ángel Di María y los otros cuatro son Javier Mascherano, Marcos Rojo, Augusto Fernández y Nicolás Gaitán.

Es muy posible que Matías Kranevitter juegue de titular en lugar de Mascherano, porque si lo amonestan y también a Augusto Fernández se quedará sin recambio en el lugar, porque Lucas Biglia todavía no está recuperado. La decisión la tiene el técnico, que puede decidir reservar a casi todos los titulares.

Dejá tu comentario