Difundieron criterios para mantener subsidios en tarifas

Edición Impresa

El ente regulador del gas (Enargas) dio a conocer ayer el formulario que deberán llenar los usuarios residenciales que necesiten seguir subsidiados tanto en ese suministro como en electricidad y AySA. Para eso el titular del servicio deberá reunir alguna o más de determinadas características, como percibir una jubilación mínima, contar con certificado de discapacidad o tener ingresos familiares insuficientes para afrontar el pago de la tarifa plena. (Ver cuadro aparte).

El formulario integra la resolución 1993 del Enargas publicada ayer en el Boletín Oficial, y deberá ser llenado por los usuarios que quieran seguir subsidiados y tengan domicilio en Puerto Madero y Barrio Parque en Capital Federal, y en countries, barrios cerrados, clubes de campo y clubes de chacra de todo el país. A estas edificaciones, el ente las define como «aquellas urbanizaciones o predios cerrados o semicerrados no integrados al ejido urbano que cuenten con servicios comunes y de seguridad privada». En esos sitios se cobrará lo que el organismo denomina «tarifa plena» a los consumos efectuados a partir del 1 de enero.

Según la resolución, las distribuidoras y subdistribuidoras deberán «poner a disposición de los usuarios que soliciten el mantenimiento del subsidio, el formulario de declaración jurada». Esto significa que por lo menos en los barrios y emprendimientos que se incluyeron en la primera etapa de eliminación de los subsidios, cada usuario deberá ir a la oficina comercial de la distribuidora y completar el formulario.

En apariencia para los barrios y localidades todavía no alcanzados seguiría vigente el criterio de enviar una carta a todos los usuarios. Pero ya no habría dos envíos sino uno solo. Según el Anexo II de la norma publicada ayer el usuario tiene 30 días a partir de la fecha de recepción para responder. Agregó que posteriormente un asistente social se acercará al domicilio a fin de verificar la información e iniciar el trámite de exención. También indicó que «en caso de no recibir respuesta se procederá a la quita del subsidio que se aplica actualmente sobre la factura.

El Anexo II también subraya que la declaración jurada «será cerciorada con la base de datos contributivos de su grupo familiar». La carta debe colocarse en un sobre que también les llegará a los usuarios y llevada a una sucursal del Correo Argentino «para comenzar el trámite de exención» , cuya finalización estará a cargo de empleados de la distribuidora.

La resolución dio lugar a distintas interpretaciones: en algunas distribuidoras sostienen que a medida que se incorporen barrios y localidades a la eliminación de los subsidios, los usuarios deberán acercarse a las oficinas comerciales a pedir el formulario igual que como ocurrirá con los alcanzados a partir del 1 de enero. En otras prestadoras, en cambio, se estima que seguirá vigente el criterio anticipado en conferencia de prensa por el ministro Julio De Vido, de modo que los usuarios de los futuros barrios alcanzados recibirán el formulario de la declaración jurada en dos facturas seguidas y en caso de no responder, se concretará la baja del subsidio.

La resolución del Enargas presenta como novedad importante que las distribuidoras de gas deberán «facturar a todos los usuarios residenciales el cargo del decreto 2067/08 (o costo del gas importado) y el subsidio correspondiente en forma anualizada en cada período de facturación con la posterior consolidación correspondiente al volumen real consumido». De esta forma, el cargo aparecerá en las facturas estimado según el consumo del último año, el valor por metro cúbico que tiene un ajuste de 248% a partir del 1 de enero y dividido en seis cuotas iguales.

Con esto, el Gobierno pretende sortear la fuerte estacionalidad de las facturas de gas ya que por lo general un hogar paga un promedio de $ 30 bimestrales en verano pero puede llegar a más de $ 300 en la temporada invernal considerando los precios actuales. Al prorratear el cargo en seis cuotas, el impacto de bolsillo sería menos drástico para los hogares.

La resolución del Enargas sigue exceptuando del pago del cargo a los domicilios de la categoría R31 de Mendoza, San Juan, San Luis, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, y Buenos Aires (salvo las áreas del GBA). Esto exceptúa a los residenciales que usan hasta 1.250 metros cúbicos anuales en Buenos Aires, pasando por distintos niveles hasta los que utilizan 10.150 en Tierra del Fuego.

Dejá tu comentario