30 de diciembre 2011 - 00:00

Film iraní favorito al Oscar extranjero

La recepción de la crítica y los rumores de Hollywood señalan a «Una separación», de Asghar Farhadi, como el más seguro ganador del Oscar extranjero en 2012.
La recepción de la crítica y los rumores de Hollywood señalan a «Una separación», de Asghar Farhadi, como el más seguro ganador del Oscar extranjero en 2012.
Washington - La película iraní «Jodaeiye Nader az Simin» («Una separación»), ganadora del Oso de Oro en Berlín, es protagonista actualmente en la cartelera de la última semana del año en Estados Unidos. El drama, del director Asghar Farhadi y que relata la ruptura de un matrimonio en el Irán contemporáneo, ha sido destacado por el diario «The New York Times» como una de las mejores películas del año.

El film ya fue galardonado en la Berlinale de este año con el Oso de Oro a la mejor película y a la mejor interpretación masculina y femenina. Según los rumores provenientes de Hollywood, si bien no hay este año ninguna certeza sobre qué título se quedará con el Oscar a la Mejor Película, en lo que respecta al Mejor Film extranjero no queda ninguna duda: será para esta producción iraní, que ha impresionado vivamente a los miembros del jurado que ya lo han visto.

Farhadi no es un director amado por su país. En septiembre de 2010 fue censurado por el Ministerio de cultura de Irán, a causa de un discurso suyo en el que manifestó su apoyo a varios colegas de la pantalla iraní perseguidos por el régimen. En ese discurso, reclamó el regreso al país de Mohsen Makhmalbaf, un cineasta en el exilio, y pidió por la liberación de Jafar Panahi, hoy el más famoso entre los directores censurados y castigados por el gobierno iraní. Sin embargo, Farhadi señaló que sus palabras habían sido malinterpretadas y hasta llegó a ensayar una disculpa, lo que le valió el levantamiento de la «excomunión» y el permiso para que continuara filmando.

La recepción crítica en el Festival de Berlín fue unánimemente positiva. Deborah Young, de «The Hollywood Reporter», escribió que «cuando parecía imposible para los cineastas iraníes encontrar un medio de expresión más allá de los rígidos límites de la censura, Asghar Farhadi aparece con Una separación para probar la contrario. Expone a la sociedad de su país en primer plano y de una manera en que pocos otros directores logran hacerlo».

Dejá tu comentario