2 de diciembre 2011 - 00:00

FMI felicita a Brasil y le pide dinero

Ayer la titular del FMI, Christine Lagarde, se reunió con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y a diferencia de sus antecesores no fue a monitorear las cuentas fiscales ni a negociar nuevos créditos, sino a buscar las reservas brasileñas para frenar la crisis europea (sólo se llevó promesas).
Ayer la titular del FMI, Christine Lagarde, se reunió con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y a diferencia de sus antecesores no fue a monitorear las cuentas fiscales ni a negociar nuevos créditos, sino a buscar las reservas brasileñas para frenar la crisis europea (sólo se llevó promesas).
San Pablo - La directora del Fondo Monetario, Christine Lagarde, afirmó ayer que ningún país es inmune a los coletazos de la crisis europea, aunque juzgó que Brasil tiene bases económicas sólidas para protegerse de sus efectos. En visita a Brasilia, Lagarde saludó la posición de Brasil de colaborar con recursos al FMI, una situación que fue destacada por el ministro de Economía brasileño, Guido Mantega. «Esta vez el FMI no vino a traer dinero a Brasil, sino a buscarlo. Prefiero ser acreedor que deudor», dijo Mantega en una conferencia de prensa junto a Lagarde, luego de que la jefa del Fondo visitara a la presidenta Dilma Rousseff. Sin embargo, Brasil condicionó el desembolso de nuevos recursos al FMI para ayudar a países en crisis al aumento de su poder en el organismo y al avance de las iniciativas europeas para resolver la crisis de la deuda. «Acordamos poner recursos desde que los europeos tomen sus iniciativas» contra la crisis, afirmó Mantega.

«He quedado muy satisfecha por escuchar el apoyo de Brasil para reforzar al Fondo con aportes de recursos», afirmó la francesa.

Para Mantega, todavía habrá que esperar para evaluar cuánto y cuándo Brasil aportará al FMI, ya que Brasilia aguarda que también lo hagan los propios europeos en crisis. «Teóricamente ellos son mucho más ricos que nosotros», agregó el ministro, que advirtió que cualquier aporte al FMI será decidido en la reunión de febrero del grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

En el marco de su gira latinoamericana que incluyó a México y Perú, Lagarde afirmó que «los caminos del contagio (de la crisis europea) pueden ser a través del comercio o las finanzas». «Pero algunos países -explicó- estarán más protegidos, Brasil está más protegido que otros porque tiene bases políticas sólidas y tiene un sistema financiero capitalizado y sólido». «Brasil está estableciendo patrones de desarrollo económico para la región y para otras áreas del mundo», destacó.

Por otro lado, Lagarde alertó que el FMI se verá obligado a apoyar financieramente a «muchos países» si Europa no logra atajar la crisis del euro en un corto plazo. «Los análisis de coyuntura nos hacen creer que el crecimiento será más bajo de lo que teníamos previsto, y en algunos países será aún más bajo», dijo la directora del FMI que anticipó que el Fondo divulgará próximamente un informe actualizado de sus previsiones sobre la economía mundial, que «sin duda serán revisadas hacia abajo», lo cual plantea un 2012 aún más sombrío de lo que se esperaba hasta ahora. En caso de empeoramiento de la crisis, Lagarde explicó que el problema no se limita a Europa, pues si bien «la situación en Estados Unidos es ahora un poco mejor, ciertamente no es buena». Urgió además a los países de la zona euro a actuar con celeridad, pues de otro modo «otros serán contagiados» por las vías del comercio o el sistema financiero y «serán muchos», no solamente europeos, los que acudirán al FMI en busca de auxilio.

Agencias EFE y Reuters

Dejá tu comentario