Grave: otro ataque a tiros contra tribunal en Sta. Fe, en la previa a juicio narco

Edición Impresa

• MAÑANA ARRANCA JUZGAMIENTO A LA BANDA LOS MONOS
Desde una moto dispararon en la noche del lunes contra el edificio de los tribunales de San Lorenzo. Se suma a atentados previos a propiedades de jueces y allegados. No logran detener violencia.

La escalada de ataques narco en Santa Fe no se detiene y el lunes a la noche se sumó otro penoso episodio, cuando dos hombres desde una moto balearon el frente de los tribunales de la localidad de San Lorenzo, en medio de expectativas en la provincia por el inicio -mañana- del juicio contra la banda Los Monos en el que, por primera vez, sus integrantes deberán responder a cargos por narcotráfico.

Los desconocidos efectuaron al menos cuatro disparos contra el frente del edificio, para luego escapar y permanecer hasta el momento prófugos. En el lugar del incidente se secuestraron varias balas de calibre nueve milímetros.

En el hecho tomó intervención la Policía de Investigaciones (PDI) de Santa Fe y el fiscal local Juan Carlos Ledesma, quien como primera medida dispuso el relevamiento de cámaras de seguridad en la zona.

Las balaceras contra tribunales y propiedades de jueces o familiares de letrados, principalmente en Rosario, que participaron en otros juicios contra integrantes de Los Monos mantienen en vilo a la provincia gobernada por Miguel Lifschitz (Frente Progresista Cívico y Social).

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, manifestó al respecto: "Hay grupos criminales que nunca creyeron que iban a estar en el lugar que están", sostuvo.

"Nunca creyeron que iban a purgar condenas por los delitos que han cometido. Son condenas ejemplares", dijo Pullaro en declaraciones a Cadena 3.

También ayer en Rosario un empresario de 45 años recibió heridas de bala. El hombre había sido testigo en otras causa narco (ver aparte). Y los casos se siguen sucediendo, con las dificultades para investigar por tratarse de personas en moto que disparan incluso contra exviviendas de parientes de jueces. No obstante, se llegaron a esclarecer algunos atentados, como las balaceras contra domicilios del juez Ismael Manfrín, presidente del tribunal que condenó a los líderes de la banda Los Monos. Por ese hecho detuvieron a dos personas, presuntos autores materiales, y la Justicia determinó que el autor intelectual fue "Guille" Cantero, uno de los jefes de la banda narco. Cantero fue trasladado a un penal de Resistencia, Chaco, para evitar que diera instrucciones desde una cárcel santafesina.

El mes pasado también hubo balaceras contra la sede del Ministerio Público de la Acusación de Rosario, donde funcionan varias fiscalías, hecho por el cual nueve personas quedaron detenidas mientras la Justicia investiga el vínculo narco. Días antes, habían disparado contra un edificio contiguo al domicilio del expresidente de Rosario Central Horacio Usandizaga, padre de la jueza Marisol Usandizaga, otra integrante del tribunal que condenó a Los Monos.

La sumatoria le valió al Gobierno de Lifschitz un cruce con el presidente de la Corte Suprema provincial, Rafael Gutiérrez, quien había pedido más protección a los magistrados. Ayer, tras conocerse el ataque, Gutiérrez volvió a reclamar: "Espero que estos temas no se repitan nunca más, gracias a Dios no hemos tenido que sufrir lesionados ni pérdidas fatales. Pero la provincia debe tomar todas las medidas para que esto no se repita nunca más", dijo en declaraciones reproducidas por el medio local La Capital.

El presidente del Máximo Tribunal sanfesino reconoció que "es difícil" investigar los atentados, pero pidió "una respuesta firme".

Dejá tu comentario