Javier Varela Sobrado - Presidente y director general de PSA Peugeot Citroën Argentina

Edición Impresa

En lo que se refiere a la industria automotriz el año 2010 finalizará con cifras claramente positivas y con un récord de producción y ventas históricos que nos confirma las buenas expectativas que previmos al inicio del año.

El cumplimiento del plan de inversiones que habíamos trazado oportunamente nos permitió afrontar eficientemente estos niveles de demanda del mercado.

En el marco de la política de PSA Peugeot Citroën, estos hechos confirman la importancia y funcionalidad estratégica de la Argentina y la región para el Grupo en su conjunto.

Las presentaciones del nuevo Citroën Berlingo y del nuevo Peugeot Partner a principios del año, sumado al próximo lanzamiento del Peugeot 408, son un paso más del programa de inversión que asumimos hace tres años y que no se detuvo a pesar de los cambios en el contexto económico. Nuestra mirada es a largo plazo y el camino que elegimos no se vio intimidado por los vaivenes del mercado internacional.

La Argentina, Brasil y los demás países de América Latina son mercados pujantes que ratifican nuestras expectativas positivas para la región. Por ello confiamos en incrementar los volúmenes tanto los de exportación como las ventas en el mercado local.

Perspectivas para 2011

El complejo de El Palomar está equipado para proveer vehículos de calidad internacional a cualquier plaza mundial; estamos orgullosos y trabajamos día a día para alcanzar estándares de competitividad y calidad que nos posicionen como referentes de la industria.

El grupo tiene la invalorable ventaja de contar con Peugeot y Citroën, dos marcas muy pujantes y vitales, cada una innovadora y precursora a su manera y estilo.

Esa vitalidad debe seguir manifestándose de manera constante, renovando metas y desafíos, no solamente a través del lanzamiento de nuevos productos y adelantos, sino también con nuevas propuestas a sus clientes y una excelencia en el servicio.

Somos optimistas y aspiramos a un crecimiento sostenido para el año 2011, no sólo en el mercado local sino también en los mercados de exportación.

En este sentido, el mercado automotor de la región muestra inmejorables perspectivas para el próximo año, con muy buenas oportunidades en los mercados de exportación, especialmente Brasil, que sigue exhibiendo una fortaleza superior a la de otros destinos de exportación.

Sin embargo, estas expectativas de crecimiento en los mercados externos e interno se ve afectada fuertemente por la pérdida de competitividad que viene sufriendo nuestra producción debido al continuo incremento en nuestros costos de producción. Este hecho nos obliga a trabajar sobre productividades complementarias para hacer frente al mismo.

En ese sentido, y también con el objetivo de incrementar la competitividad de la producción local de vehículos, es necesario promover medidas que favorezcan la producción local de autopartes, especialmente para el caso de la pymes, volcando al mercado el financiamiento necesario para ampliar la capacidad instalada e incorporar nuevas tecnologías.

Asimismo, y en línea con la mejora de la competitividad de la producción local, es de esperar que exista una adecuación progresiva de la carga impositiva sobre la producción y comercialización de vehículos, así como también el desarrollo de políticas de incentivo a la actividad exportadora.

Dejá tu comentario