Lo que se dice en las mesas

Edición Impresa

• Los operadores, a la caza de acciones atrasadas. • Retornan llamados provenientes de NY • Regresa una vieja vedette del mercado. • Mensajes por video en cenas benéficas. • ¿Venezuela seguirá a la Argentina? • "Cambiemos", pero de portafolio. • Signos de atraso cambiario desde Chile. • Sondeos por más deuda.

Una sola pregunta en las mesas de dinero: ¿qué quedó barato? Las mayores chances de que Mauricio Macri gane en el balotaje del 22 de noviembre cambiaron radicalmente el humor de los mercados. Las analistas miran las acciones y su variación anual: las que menos subieron son las que más se piden. Con los títulos públicos el análisis no es más sofisticado. Simplemente se miran los rendimientos, y lo que más porcentaje de retorno ofrece más se pide. Esto hizo que en las mesas locales volvieran a recibirse llamados desde el exterior demandando activos argentinos. El volumen de negocios trepó un 250% en la Bolsa de Comercio. Y hasta volvieron a verse argentinos trayendo dólares al país vía el "contado con liqui". Ayer hubo al cierre toma de ganancias catalogada como "saludable", una definición hipócrita porque a todo inversor le gusta que sus tenencias suban todos los días.

•Retornando al interrogante inicial, reapareció en las preferencias de los inversores una vieja vedette: el cupón del PBI. Como siempre sucede en épocas de euforia, se repasan las cláusulas de emisión, cuánto resta por pagar y la relación con el precio actual. No importa que sea el cupón en dólares, euros o pesos. Esta semana las compras no discriminaban monedas. El club de fans de estos papeles obviamente ven un importante recorrido alcista por más que recién comience a pagar a sus tenedores en 2018. En el mejor escenario, la economía argentina volverá a crecer fuerte en 2017. El año próximo estará perdido por el ajuste que se viene, gane quien gane, en tarifas, devaluación, y poca del gasto. El salario real caerá. Por ello es que para que el cupón pague a sus tenedores, debe registrarse un crecimiento mayor que el 3,2%, lo que puede ser en 2017 con el desembolso correspondiente al año siguiente.

De todos estos temas se habló en las diferentes cenas benéficas de la semana. El miércoles fue la tradicional cena de COAS, y lo de los "grand slam" del año de las ONG. La estrella de la semana, Mauricio Macri, no fue de la partida como en los últimos años, pero mandó salutaciones a través de un video. "Quedan en buenas manos", dijo éste en alusión a Horacio Rodríguez Larreta, quien se fue velozmente de La Rural porque festejaba su cumpleaños N° 50. Eduardo Escasany, Luis Ribaya, Alejandro Bulgheroni, Jorge Aufiero, Gustavo Castagnino, Martín Cabrales, Ignacio Morello (Citibank), Teddy García Mansilla, Mirtha Legrand asistieron, entre otros habitués de COAS. Más temperatura hubo el lunes en la comida en el Four Seasons de la fundación del Hospital de Clínicas. "Charly" Blaquier, Germán y Jorge Neuss, Néstor Abatidaga, Jorge Sanchez Córdova, Santiago Soldati, Alejandro Gravier y Valeria Mazza, Juan Pablo Maglier, "Tato" Lanusse, Cristiano Rattazzi, el embajador de Estados Unidos Noah Mamet, el de España Estanislao de Grandes Pascual; Patricio Di Stefano, Gianfranco Macri, Augusto Rodríguez Larreta con Julieta Spina, y Alejandro Macfarlane, presidente de la fundación.

•El jefe de la mesa de una multinacional, recién llegado de Chile, comentó la avalancha de brasileños que hubo en meses anteriores en las pistas de esquí trasandinas. Señal de atraso cambiario: atraídos por los precios más bajos en dólares fueron esta temporada a Chile y no a Bariloche o Chapelco. El que no tiene respiro es el ministro de economía brasileño, Joaquim Levy, que ayer disertó en un seminario de The Economist en San Pablo, dando una imagen de soledad dentro del Gobierno. Más allá de que ya hace diez meses que está en el cargo, Levy todavía repite que el Gobierno tiene que entender la importancia de transmitir un mensaje de control fiscal. Se lo compara con el Cavallo de 2001.

Una señal de esperanza provino del sondeo que realizó el BofA Merrill Lynch entre los principales gestores de fondos de Wall Street, que si bien arrojó, todavía, un elevado nivel de liquidez en efectivo, registra una considerable reducción respecto de meses atrás. "Los inversores siguen largos en cash y cortos en riesgo, aunque se observa un potencial alcista para los activos de riesgo", afirma el estudio. El porcentaje de liquidez de las carteras bajó del 5,5% al 5,1%. Las posiciones que más han crecido en el último mes fueron las dirigidas al Reino Unido, Eurozona, commodities y acciones, en ese orden. Por el contrario, las que más se ajustaron fueron las vinculadas con el sector de bienes de consumo básico y las compañías industriales.

•Tras el balotaje se intensificaron las reuniones de los principales referentes de los equipos económicos de Macri y Scioli con diversos sectores privados. Desayunos y extensos almuerzos de trabajo, son el menú de actividades en estas jornadas en las que ambas partes procuran guardar, bajo un halo de misterio, el máximo hermetismo para no despertar suspicacias dado el tenor de los empresarios que se sientan en esas mesas. Un dato no menor: Macri no lo ve 100% confiable a Alfonso Prat Gay. Teme generar un mini-Cavallo, en relación con el exministro, versión 90, que terminó expulsado por denuncias internas y el caso Yabrán.

La fuerte suba de los precios de acciones y bonos argentinos apuró a algunas provincias y compañías a desempolvar sus planes de emisión de deuda en el exterior. La tasa de interés del Bonar 2024, un título que vence dentro de 9 años, ya está en el 8,5% anual. Hubo sondeos en algunos bancos para aprovechar este contexto por la provincia de Buenos Aires. La intención es captar entre u$s 300 millones y u$s 800 millones que se necesitarían para gastos corrientes. Otras en la fila, que también tienen el firme propósito de lograr dólares en efectivo, son YPF y la provincia de Chubut.

•Informe cauto en medio de la euforia del "Oso", el ejecutivo de banca privada. Con lenguaje vulgar, "¡Mamadera, qué domingo inolvidable!" comenzó su informe con esa frase. Augura lo siguiente: "1) Lo único que está todavía con un precio atractivo es YPF y PZE (Petrobras Argentina), el resto o la gran mayoría en el corto plazo deberían sufrir un ajuste. 2) En cuanto a los bonos, allí las expectativas son distintas, ya que en un escenario "amarillo" (que gane Macri) y asumiendo que normalizan el país, se va a un rendimiento cercano del 7%; eso en un Bonar 24 implica un valor de 126 dólares (está en 106); recomiendo además el de la provincia de Buenos Aires (9,625% a 2028). 3) De cualquier forma, el que gane se va a encontrar con un campo minado por todos lados, por lo tanto creo que el mercado se ha anticipado". Otro gurú, el "Maitre", va en igual camino: "El mercado local subió por expectativas y no por un cambio concreto; tendría cuidado, ya que se podría ver una baja correctiva; recomendamos salir de bancos y energéticas hasta luego del 22 de noviembre".

Hay siempre quienes relacionan a la Argentina con Venezuela. Y si cambia el primero, cambiará el segundo. Pero si hay un banco central más complicado que el argentino es el venezolano. El valor del oro que mantiene esta entidad en sus reservas disminuyó un 19% en mayo con respecto a enero de este año según consignó la agencia Reuters. Si bien la caída se produce en momentos en que el precio del metal ha retrocedido en los mercados, analistas consideran que los datos del organismo reflejarían posibles operaciones con oro negociadas por el Banco Central en el primer semestre. Reuters informó en marzo que el Banco Central estaba en conversaciones con Wall Street para canjear unos 1.500 millones de dólares de sus reservas de oro por efectivo, una operación que el banco no confirmó en el momento. "Esperamos que Venezuela utilice sus reservas de oro para generar suficiente liquidez para al menos cumplir con los pagos del primer trimestre de 2016", dijo la firma Barclays en un reporte esta semana. Una portavoz del Banco Central consultada por la caída de los activos declinó comentar al respecto, señal de que algo hay en ese sentido.

Dejá tu comentario