5 de diciembre 2011 - 00:00

Merkel y Sarkozy hoy definen cambios a UE

Angela Merkel, Nicolas Sarkozy
Angela Merkel, Nicolas Sarkozy
París - El presidente francés, Nicolas Sarkozy, recibirá hoy en París a la canciller alemana, Angela Merkel, para coordinar la estrategia de cara a la Cumbre Europea, que se celebrará en Bruselas el 8 y 9 de diciembre con el objetivo de hallar una salida de la crisis que atraviesa la zona euro.

Los dirigentes de las dos mayores economías de la eurozona negociarán hoy un arsenal de medidas para reforzar la disciplina fiscal, debatirán acerca de nuevas exigencias de austeridad a países como Grecia e Italia y propondrán una serie de mecanismos financieros para impedir el contagio de deuda. Las nuevas reglas de juego contemplarían una supervisión estricta y sanciones más duras para los socios del euro que incumplan con el compromiso del déficit comunitario, con la posibilidad de penas automáticas a los infractores.

Tras los escasos avances de las cumbres de julio y de octubre, la presión ha aumentado para que los dirigentes europeos adopten medidas efectivas para salir de la crisis. «No hay más alternativa que un cambio de los tratados», advirtió el jueves el presidente francés en un discurso en Toulon. Mientras tanto, la canciller alemana explicó el jueves en el Bundestag (parlamento) que por lo menos hay que modificar aquellos tratados de la eurozona, formada por 17 de los 27 países que integran la Unión Europea (UE).

A cambio de apoyar el plan de unión fiscal, que incluye la posibilidad de que los países incumplidores sean llevados al Tribunal de Justicia Europeo, Sarkozy aspira a soluciones urgentes a la crisis, entre ellas, una mayor intervención del Banco Central Europeo en los mercados de deuda y una mayor solidaridad de Alemania con los países con problemas. El BCE parece estar dispuesto a una mayor intervención en los mercados, si los Gobiernos de Europa acuerdan la concreción de este pacto fiscal, considerado por el presidente de la entidad, Mario Draghi, como el «elemento principal para restaurar la credibilidad». Sin embargo, Alemania se ha opuesto hasta ahora a que haya una mayor intervención del BCE, e incluso Merkel en su discurso del viernes insistió en que la entidad europea tiene un mandato distinto del de la Fed o el Banco de Inglaterra, por lo que no puede comprar deuda masivamente. En este contexto, los países de la eurozona negocian con el FMI un acuerdo para reforzar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) para que acuda al rescate de los países amenazados.

Agencias EFE y AFP

Dejá tu comentario