Noviembre: cuesta abajo, vertical y sin refugios

Edición Impresa

Balance del mercado del 31/10 al 30/11/11

Como un triste consuelo, noviembre se despidió con una tijera en la mano y para podar algo de las gruesas pérdidas crecidas en el trayecto. El 4,5 por ciento del Merval en las horas del miércoles fueron útiles para dejar el índice sobre la centena de los 2.500 y que estaba perforada hasta la rueda previa. Además, resultó el mejor porcentual positivo de todo el recorrido, que estuvo poblado de modo mayoritario por los signos en contra. Así como el saldo de cada semana, que arrancó mostrando los dientes de los «osos» y desgarrando casi el 8,5 por ciento al Merval de su cierre de octubre. En la segunda etapa llegó lo más parecido a una «tregua», pero también con negativo -del 0,35%- y dejando paso a un tercer capítulo, que repitió la ferocidad bajista del primero. Casi igual porcentual, el 8,3 por ciento, fue lo asumido por las carteras accionarias.

Ya para tal punto del trayecto, el Merval había perforado cuatro pisos consecutivos. El de los 2.800 en el inicio, el de los 2.700 en segunda semana, para quebrar el de los 2.600 en la tercera. Y, finalmente, el de los 2.500 en la cuarta. Los dos últimos días trajeron algo de alivio, cuando se estaba ya próximo a perforar también el de los 2.400. Una pendiente vertical, que no tuvo siquiera algún «refugio» para descansar y pasar la noche continuada de la pérdida de precios. El contexto global estuvo dentro de igual tesitura, aunque aquí la onda expansiva pegó más duro. Así, en noviembre se perdió casi un 12 por ciento, muy por arriba de referentes habituales y confirmando ser el peor mercado de 2011. Lástima. (Los negocios dentro de la flacura tan habitual en el ejercicio, sólo $ 40 millones por rueda.)

Dejá tu comentario