Resisten en Entre Ríos freno a compras uruguayas

Edición Impresa

La decisión del Gobierno uruguayo de imponer a sus ciudadanos un tope de 5 kilos a la compra de alimentos sólidos en localidades argentinas fronterizas -frente al imán por la fuerte devaluación del peso argentino- genera creciente rechazo en ciudades entrerrianas, que avanzan en medidas para intentar frenar una previsible caída en las ventas locales.

La estrategia del presidente Tabaré Vázquez golpea a las terminales en Argentina de los tres pasos internacionales: Concordia, Colón y Gualeguaychú.

Por caso, el titular del Centro de Industria, Comercio y Servicios de Concordia, Diego Lago, aseguró que se trata de una operatoria "arbitraria" y confirmó la decisión de la entidad de elevar un reclamo a Cancillería en pos de la anulación de la medida, vía la Cámara Argentina de Comercio.

"Justo en este momento que Concordia tiene esta triste realidad económica", remarcó, en el marco de una coyuntura signada por la trepada de la inflación que impacta en el comercio local. Un camino similar transita el sector comercial de Colón.

Ayer, el diario El País de Uruguay aseguró que "comerciantes de Concordia amenazan con boicotear el turismo entrerriano". Se apoyaron en declaraciones de Lago. "Nosotros también estamos en las mismas condiciones de hacer lo mismo que ellos, que es no permitir que nadie compre más allá", dijo Lago, además -agregó- de "hacer una campaña para que el turismo no vaya más al Uruguay, que es algo que estamos evaluando".

Por su parte, la diputada peronista Miriam Lambert (de Colón) presentó un proyecto de declaración en el que expresa un repudio a la decisión de la Dirección Nacional de Aduanas del vecino país.

Allí "exhorta" a Mauricio Macri y al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto a que efectúen "el reclamo diplomático por las medidas tomadas por Uruguay".

"Conspira contra el Tratado de Asunción y los demás convenios análogos suscritos entre los Estados parte y contra el Mercado Común, espacio compartido por donde los bienes, servicios, capitales, insumos, mano de obra, tecnología y personas circulan exonerados de tasas fiscales o cualquier traba similar de índole aduanera o portuaria", argumentó Lambert.

Dejá tu comentario