Se venden ya más inmuebles en Cuba que en Buenos Aires

Edición Impresa

La Habana - Las notarías cubanas tramitaron entre enero y agosto de este año unos 45.000 contratos inmobiliarios, con predominio de las donaciones sobre las operaciones de compra y venta de casas, informó ayer una funcionaria del Ministerio de Justicia (Minjus) de la isla.

La directora de Notaría y Registro Civil del Minjus, Olga Lidia Pérez Díaz, recordó en una conferencia de prensa la nueva ley vigente desde hace casi un año que permite las compraventas y las donaciones de viviendas a través de contratos entre particulares y que puso fin a una prohibición vigente durante décadas.

La funcionaria admitió que desde su entrada en vigor se han producido más donaciones que compraventas de viviendas y advirtió sobre los efectos legales e inconvenientes que puede conllevar usar esta figura de transmisión de una propiedad para eludir el pago del correspondiente impuesto.

En cualquier caso, las transacciones de

inmuebles en la isla comunista superan a las registradas en una ciudad con economía capitalista como Buenos Aires. De acuerdo con datos del Colegio de Escribanos de la Capital Federal, en el período enero-julio se registraron 28.057 compraventas. Proyectadas 5.000 transacciones en agosto, en lo que sería el récord mensual de un 2012 marcado por el cepo cambiario, la cifra seguiría siendo inferior en Buenos Aires que en Cuba durante los primeros ocho meses del año.

Desde que entró en vigor la autorización de comercializar propiedades en Cuba, hace un año, no se ha registrado la anulación de ningún contrato de compraventa ni de donación de casas. De los 45.000 contratos de donaciones o compraventa que se formalizaron desde enero, la mayor parte corresponde a las ciudades de La Habana, Matanzas y en general en los municipios cabecera de provincia.

El Gobierno de Raúl Castro dio luz verde en noviembre pasado al Decreto Ley 288, modificativo de la Ley General de la Vivienda de 1988, que flexibiliza la transmisión de la propiedad entre privados, la cual puede hacerse mediante compraventa, permuta, donación o adjudicación siempre que los edificios estén inscriptos y actualizados.

La medida junto a otra similar que aplica para vehículos forman parte del plan de reformas económicas del régimen de la isla para «actualizar» su modelo económico socialista y puso fin a décadas de prohibiciones y restricciones sobre este tipo de transacciones.

Según el Instituto Nacional de la Vivienda (INV), Cuba tiene unos 3.700.000 viviendas y un 85% se encuentra en régimen de propiedad individual.

Entre enero y marzo de este año, se realizaron en Cuba 2.730 operaciones de compraventa de viviendas entre particulares así como 10.660 donaciones, de acuerdo con los últimos datos disponibles.

Hasta 2010, Cuba, que tiene 11,2 millones de habitantes, tenía un déficit reconocido de unas 600.000 casas y según datos oficiales, más del 50% de las construcciones están en mal estado y 8,5 de cada 10 edificios necesitan reparación.

Agencias EFE y AFP

Dejá tu comentario