Semana de alto costo, un 8%

Edición Impresa

Otro período donde la actualidad de los mercados castigó sin piedad -porque el mercado no conoce tal palabra- y así como siguen los vaivenes y la desorientación, en las economías principales, esto se refleja en el eterno termómetro de consulta: las Bolsas y sus índices.

El viernes, de todos modos, resultó más liviano de lo que podía presumirse de acuerdo con la «masacre» del jueves, sobre los precios. Y si tiene algún valor, como tregua en el descenso, vaya por delante que los europeos recogieron bajas menos profundas, no pasando de un 0,8% en el peor de los casos, mientras el Dow Jones extraía fuerzas para asumir las ventas y culminar con un simbólico 0,22%, pero de repunte. No copiado en el Bovespa, indicador que sufrió rebaja del 0,45%, pero sí en el vapuleado Merval local. Finalmente, quedando con un 0,35% de alza, tras tocar «2.513» puntos de mínimo, el nivel de «2.553» de máximo y cierre más suave, en marca de «2528». (Al menos, evitando perforar un piso de «2500», que se veía muy cercano en fecha previa).

Diferencias contradictorias, porque hubo «22» alzas versus «30» papeles en descenso, y todavía más indeseado el hecho de haber bajado con volumen en alza -el jueves- recogiendo montos a $ 35 millones, en el rebote del viernes. Absoluta falta de respaldo.

 La semana: cayeron juntitos Dow Jones y Bovespa, rondando el 3 por ciento -algo más San Pablo-, pero dejando en solitario a Buenos Aires, cuyo índice derrapó mucho más, hasta superar el 8 por ciento de caída. Con ello, los peores en semana, mes y año 2011. Joya. La Bolsa, agujereada.

Dejá tu comentario