"El mauritano", un olvidado por la Justicia

Espectáculos

Pocos recuerdan la promesa del presidente Obama de terminar con los presos sin juicio de Guantánamo, y esta durísima película del talentoso y eterno rebelde Kevin Macdonald es, entre otras cosas, un recordatorio de los agujeros negros en la democracia estadounidense. En especial en los tiempos que siguieron al atentado a las Torres Gemelas. El personaje del título, bien interpretado por Tahar Rahim, es un preso de la cárcel de Guantánamo que está hace seis años sin ser acusado formalmente de nada. Jodie Foster, que no se hallaba frente a frente con un preso peligroso desde los lejanos tiempos de “El silencio de los inocentes”, interpreta a la abogada que arriesgándose a ser acusada de terrorista ella misma decidió defenderlo. Igual que la mejor película de Macdonald, “El último rey de Escocia”, que contaba ríspidos pormenores de la vida del dictador Idi Amín Dada, “El mauritano” también se basa en una historia real, y el hecho de que el director sea escocés no es casual ya que probablemente ningún cineasta estadounidense se habría atrevido con semejante asunto. Macdonald lo hace muy bien y cuenta las cosas desde el punto de vista del “no acusado”, y también desde la visión de la empecinada abogada que le da una nueva oportunidad de lucimiento a Foster. La película es un poco larga y claramente tiene escenas que no son para público demasiado sensible.

D.C.

“El mauritano” (G.B.-EE.UU., 2021). Dir.: K. Macdonald. Int.: T. Rahim, J. Foster, S. Woodley.

Dejá tu comentario