25 de noviembre 2011 - 08:44

Marcelo Moura: "Nos decían 'profesionales' como si fuese una mala palabra"

Daniel Sbarra (izq,), Marcelo Moura y Julio Moura. La banda se presenta en el Opera City.
Daniel Sbarra (izq,), Marcelo Moura y Julio Moura. La banda se presenta en el Opera City.
Pensar en Virus en la actualidad es remontarse, automáticamente, a un capítulo del rock nacional que ellos inauguraron hace tres décadas pero que aún se sigue escribiendo. Cuando en 1981 editaron su primer disco, "Wadu, wadu", con Federico Moura como líder, la historia de la música local hizo un quiebre.

Modernos, provocadores, dueños de una estética inédita para la canción argentina, desafiaron lo establecido para dar lugar a la innovación. Con Marcelo a la cabeza tras la muerte de su hermano, la banda siguió su desprejuiciado camino convirtiéndose en una máquina de hacer hits que perduraron en el tiempo.

"Te prometo invitarte muchas veces más. Todo el tiempo wadu wadu para re relajar", decía la canción que le daba nombre a su trabajo debut. Ese "todo el tiempo" hoy son sus primeras tres décadas, que festejan el domingo en el Teatro Opera City. Marcelo Moura recorrió junto a ámbito.com parte de su historia.

Periodista: ¿Qué momento cree que fue clave en la historia de Virus?

Marcelo Moura: "Wadu wadu", sin dudas. Me cuesta mucho ser objetivo porque soy yo pero por primera vez, después de 30 años uno puede salirse del foco personal. Humildemente, creo que fue un disco que marcó un antes y un después en un estilo de música y en el rock de Latinoamérica, a pesar que nos costó mucho. Me siento orgulloso porque estamos tocando mucho y la mayoría de la gente que nos va a ver tiene 18, 20 años; es bastante loco.

P: Usted dice que recibieron críticas muy duras en los ochenta, ¿siente que actualmente fueron reivindicados?

M. M: Absolutamente. Siento un enorme respeto de los músicos, de la gente, de los medios. Ese respeto que buscamos nosotros, que no está ligado al éxito. Yo no voy por la calle y me piden autógrafos; sí voy caminando con mis hijos y por ahí me gritan '¡grande, maestro!'. Para mí eso es muy lindo porque es coherente con lo que buscamos: nuestra meta era y es artística. No se si hay un antecedente de un grupo que sigan tocando juntos tantos años cada fin de semana y eso habla del bienestar que sentimos.

P: ¿Cuál es el secreto de ese bienestar y de su vigencia?

M. M: El secreto de la vigencia es la música, las canciones y también la actitud que tenemos frente a la vida. Nosotros somos gente súper respetuosa. Muchas veces nos han tildado de 'profesionales' como si fuese una mala palabra. Creo que lo menos que podemos hacer es todo lo que esté a nuestro alcance para que salga lo mejor posible. Nuestras pruebas de sonido duran el doble que lo que duran los shows. Así fue siempre. Cuando empezamos nos ocupábamos de escenografía, vestuario, luces. Todo eso nos representó trabajo extra que hicimos siempre con mucho gusto.

P: ¿Cuál cree que es el lugar de Virus en la historia del rock nacional?

M. M: Ahí pierdo un poco la objetividad. Siento un enorme orgullo de la gente con la cual trabajo hace tantos años. Generamos una marca muy grande a partir de "Wadu, wadu". Hemos hecho muchas cosas en contra de nuestro beneficio pero son cosas que a uno lo enriquecen. Por ejemplo, no tocar en el festival de los militares, el único grupo en la Argentina que no lo hizo. Sin embargo, éramos tildados de banales. Fuimos la única banda que tuvo los cojones de enfrentarse a ellos, durante el Gobierno militar. Enfrentarlos hoy es muy fácil pero en aquel momento era un riesgo físico. Y fuimos borrados de todas las radios.

P: ¿Está de acuerdo con los músicos que muestran su alineación política?

M. M: No estoy ni a favor ni en contra. Soy una persona absolutamente respetuosa del pensamiento de los demás. Creo en las personas, no en los movimientos. Nunca he sido partidario de las corrientes pero respeto a la gente que se juega.

P: ¿Hay actualmente algún grupo que pueda ser "heredero" de Virus?

M. M: Los grupos que han nacido con Virus han tomado el criterio y la forma del show; la estética, el respeto, el placer, la diversión, la locura. Pero no hay ningún grupo que yo diga '¡uy, suena parecido a Virus!'. Babasónicos es un grupo que ha dicho que nos toma como referente pero vos escuchás un disco de ellos y no tiene nada que ver. Miranda es otro grupo que siempre ha dicho que ha nacido con Virus pero tampoco. Soy amigo personal de todos ellos y me siento identificado con las cosas que hacen.

P: ¿Cómo va a ser el show del domingo en el Ópera?

M. M: El show en el Ópera va a ser el festejo de los 30 años desde que salió el disco. Va a tener las características que tiene Virus: va a ser divertido, fino y con un cuidado estético. Yo no me canso de tocar y de todos los recitales nos vamos con el público hecho fuego. Y eso se vibra.

Entrevista de Guadalupe Rivero

Dejá tu comentario

Te puede interesar