Metropolitan de NY dedica primera exposición a Picasso

Espectáculos

El reconocido Metropolitan de Nueva York dedicará por primera vez en su larga historia una exposición al artista español Pablo Picasso en la que, desde el próximo 27 de abril y hasta el 1 de agosto, mostrará 300 obras del autor.

Algunas de las piezas, todas propiedad del museo, serán expuestas por primera vez. En total, la exhibición mostrará 34 pinturas, 58 dibujos, una docena de esculturas y cerámicas y unos 200 grabados.

"Se preguntaran por qué dedicamos la primera exposición a Picasso ahora", explicó hoy en la presentación de la exposición el responsable de la muestra, Gary Tinterow. "Es porque es un proyecto en el que siempre se soñó", añadió.

"Aunque uno piense que es algo ya muy estudiado, siempre hay tanto que aprender de Picasso...", comentó Tinterow.

En 1946 el Metropolitan empezó atesorar obras de Picasso cuando la escritora estadounidense Gertrude Stein donó al museo el famoso retrato que el pintor malagueño hizo de ella en 1906. Ésta sería la primera de una larga lista de obras de Picasso que Stein donaría a lo largo de los años al Metropolitan.

Sus donaciones, junto la hechas por otros amantes del arte, proveyeron al Metropolitan de una amplia colección que, según el propio museo, es la segunda más grande sobre Picasso que hay en Estados Unidos. La primera la posee el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA).

De toda la colección, sólo 36 obras de Picasso fueron compradas.

La exposición está dividida de manera cronológica, mostrando las direrentes etapas pictóricas del artista, desde sus inicios forjados entre Barcelona, Madrid y París hasta su obra más madura.

Así, la obra más antigua es la realizada por Picasso cuando tenía 18 años, el autoretrato "Yo", y la última la que hizo con 87 años de edad, "Standing Nude and Seated Musketeer".

Entre las obras también se encuentra "El Actor" (1904-05), pintura estimada en unos 100 millones de dólares y que volverá a las galerías del Metropolitan recuperada de los daños que sufrió en enero, cuando una mujer tropezó cerca de ella rasgando parte de la tela.

En la exposición se mostrará lo que se esconde tras algunas piezas bajo las capas de pintura, gracias a técnicas como el uso de rayos X y que muestran figuras que luego Picasso haría desaparecer de la obra final y composiciones más complejas que las que finalmente dejaría a la luz.

Tinterow defendió el hecho de que la exposición de Picasso, junto con otras hechas en otros museos del país como el MOMA, se hiciera porque salía más económico dedicar una exhibición con obras propias y de un autor suficientemente reconocido como para ser un buen atractivo para el museo en tiempos de crisis, algo que apuntó un artículo publicado el viernes pasado en "The Wall Street Journal".

"También tuvimos que invertir en reparar y limpiar las obras para esta exposición", defendió Tinterow "ante los comentarios sobre si el museo quiere sacar rendimiento a la colección".

A la vez que el Metropolitan dedica una muestra a Picasso, lo mismo hace otro de los grandes museos de la ciudad, el MOMA, que desde el mes pasado ofrece una exposición dedicada a un centenar de obras gráficas del autor.

"Es una coincidencia", dijo Tinterow a dpa sobre que los dos museos hagan exposiciones sobre Picasso.

Dejá tu comentario