Sistema político francés se opone a venta de Carrefour

Negocios

Distintos ministros del gobierno de Emmanuel Macron se unieron a las críticas de la oposición. Hay preocupación por la soberanía alimentaria y la seguridad laboral de uno de los mayores empleadores del país.

La ministra de Trabajo de Francia se unió a la oposición política acerca de la adquisición de Carrefour por parte del operador de tiendas de alimentación canadiense Alimentation Couche-Tard.

La adquisición de Carrefour, el mayor minorista de Europa continental, por un valor cerca de u$s20.000 millones, llevó al gobierno francés a preocuparse por la soberanía alimentaria nacional y la seguridad laboral de uno de los mayores empleadores del país.

"Estoy a favor de no cuestionar la actual estructura accionarial de Carrefour y de permitir (a la empresa) que siga su estrategia, por lo que (estoy) en contra de una adquisición", dijo la ministra de Trabajo, Elisabeth Borne, a la radio Europe 1.

El ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, ya había dicho que a primera vista no estaba a favor del acuerdo.

Couche-Tard ha hecho una oferta no vinculante de 20 euros por acción por el grupo de supermercados francés, en gran parte en efectivo. La empresa con sede en Quebec no ha dado más detalles sobre sus planes para las empresas combinadas.

Una fuente familiarizada con las discusiones dijo a la agencia Reuters que 20 euros por acción no era suficiente, pero que era un punto de partida para las negociaciones.

Los primeros contactos entre las dos empresas se produjeron a finales del año pasado y Couche-Tard envió la primera carta a principios de enero, según la fuente.

Las acciones de Carrefour caían un 7,13% este jueves, después de un salto del 17% el miércoles tras publicarse el acercamiento de Couche-Tard.

Dejá tu comentario