Ana Patricia Botín, de Grupo Santander, se convirtió en la primera mujer distinguida con el Premio Enrique V. Iglesias

Negocios

La distinción, promovida por el Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI), destaca la labor y el compromiso de actores del sector privado en el desarrollo económico y social de la región.

Ana Patricia Botín, presidenta ejecutiva de Grupo Santander y primera mujer distinguida con el Premio Enrique V. Iglesias al Desarrollo Empresarial Iberoamericano, recibió un galardón que reconoció su contribución al desarrollo económico y social de Iberoamérica y al fortalecimiento de los lazos entre los países que la forman.

Botín fue elegida por decisión unánime del jurado ganadora de la VII edición de un premio que promueve el Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI) en colaboración con importantes personalidades institucionales, económicas y empresariales de la región. El premio fue otorgado por el Rey Felipe VI.

El Premio Enrique V. Iglesias reconoce desde 2014 a figuras empresariales de la Comunidad Iberoamericana que destacan por su aportación relevante y extraordinaria al desarrollo de los países iberoamericanos y al fomento de los vínculos entre los países de la Comunidad mediante la actividad económica, las inversiones y la promoción del comercio, así como a la forja de una región más inclusiva y sostenible.

El galardón es, asimismo, un reconocimiento a la figura de Enrique V, Iglesias, presidente de honor de CEAPI, y luchador incansable de la causa iberoamericana durante su dilatada trayectoria como presidente del BID primero y más tarde como primer secretario general iberoamericano. El empresario mexicano Valentín Diez Morodo fue el primero en recibir esta distinción en 2014, seguido por personajes como el banquero, constructor y filántropo, Luis Carlos Sarmiento, en 2015; el empresario peruano José Graña en 2016; el fundador del grupo VIPS, Plácido Arango en 2017; el presidente de Pan-America Energy Group, Alejandro Bulgheroni y el expresidente de CAF, Enrique García en 2018; y el presidente de Copa Holdings, Stanley Motta, en 2019.

Ana Botín, en su discurso de agradecimiento por el premio recibido, ha destacado el compromiso de Santander con América Latina, que perdura desde hace décadas: “Hoy Santander es la primera franquicia financiera en la región con más 80.000 empleados y 59 millones de clientes. El Grupo Santander confía en Latinoamérica y seguirá invirtiendo allí. Vamos a impulsar aún más la digitalización, la sostenibilidad ambiental y la inclusión financiera en la región”.

En opinión de la presidenta ejecutiva de Grupo Santander: “Latinoamérica (el mundo) necesita un nuevo contrato social orientado a mitigar las desigualdades” y “a ello puede contribuir una mayor integración comercial en la región y que Europa se comprometa más con América Latina”.

Temas

Dejá tu comentario