Acusado clave de la AFI negó haber divulgado escuchas y rechazó haber hecho espionaje

Política

Alias "El enano", Juan De Stéfano, calificó su acusación como una "verdadera incursión de pesca". Su escueto descargo en el que deslinda responsabilidades.

Juan Sebastián De Stéfano, exdirector de la Asuntos Jurídicos de la AFI del gobierno de Mauricio Macri pidió que se dicte su sobreseimiento al negar “enfática y categóricamente haber tenido participación alguna en la supuesta organización criminal” que se investiga en Lomas de Zamora relacionada con el espionaje en cárceles.

También negó haber participado de maniobras de espionaje al Instituto Patria ni sobre la actual vicepresidenta y expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Cuestionó que se lo llamara a indagatoria por dirigir una oficina meramente técnica: “Una verdadera incursión de pesca”, describió.

Por escrito, rechazó una de las principales acusaciones que se le endilga. Negó haber creado una oficina encargada de realizar escuchas a los detenidos en el IRIC, en referencia al pabellón de Ezeiza donde se alojaba a presos del kirchnerismo.

Solo dijo que la oficina que estaba a cargo de Mariano Ruda Bart fue creada por resolución orgánica de la AFI a fines de “brindar apoyo en la tarea administrativa de transcribir el resultado de las escuchas ordenadas judicialmente que llevaba adelante las áreas operacionales”.

“Niego rotundamente haber revelado, divulgado escuchas o transcripciones. Al no tenerlas en mi poder, jamás pude haberlas divulgado”, añadió.

Prometió ampliar, pero cuando se dirima el conflicto de competencia en el caso.

En su descargo escrito, el acusado cuestionó nuevamente la jurisdicción y competencia del juez de Lomas Juan Pablo Augé, ya que a su criterio debe tramitar en Comodoro Py.

De Stéfano, una de las figuras más relevantes del organismo macrista dirigido por Gustavo Arribas, aseguró que no conoce a ninguna persona vinculada con el Servicio Penitenciario Federal (SPF). Concretamente dijo que no conoce a su entonces director Emiliano Blanco, ni a sus hombres de confianza Cristian Suriano, Fernando Carra, entre otros.

En su presentación negó haber suscripto un convenio de cooperación entre la AFI y el SPF, que está en la mira de la justicia ya que demostraría el vínculo entre ambas dependencias en la búsqueda y recolección de información de los detenidos kirchneristas.

Aseguró que nunca formó parte de ningún grupo de whatsapp de los agentes de la Super Mario Bros y desconoció los motivos por los cuales la Dirección de Contrainteligencia de la AFI solicitó la intervención de teléfonos de la cárcel de Ezeiza.

“No planifiqué en absoluto, ni tuve conocimiento alguno del traslado de detenidos entre distintos pabellones”, “Jamás tuve acceso a la información” que se consigna en la causa, agregó.

“Desconozco por completo, pero entiendo estaba en conocimiento del juez que ordenaba las intervenciones telefónicas, si las conversaciones transcriptas eran para planificar actividades lícitas o ilícitas”, explicó al desligarse de las escuchas.

Su indagatoria fue ordenada por hechos relacionados con el denominado “capítulo penitenciario” y escuchas en cárceles a exfuncionarios y empresarios detenidos durante el anterior gobierno.

Para la fiscalía, por medio del Área de Asuntos Jurídicos de AFI, a cargo de De Stéfano, habrían procedido a la escucha ilegal de conversaciones telefónicas mantenidas por las personas privadas de la libertad, alojadas en el IRIC que incluyeron a sus abogados, familiares, allegados y organizaciones políticas y sociales con las que ellos se vinculaban.

De Stéfano cuestiona que fue citado a indagatoria por un hecho relacionado con la causa principal de espionaje y horas antes, a pedido de la fiscalía, se decidió ampliar la imputación por el otro expediente al que asegura, no había tenido acceso.

Dejá tu comentario