Agente ratificó que se fraguó informe para espiar al Patria

Política

Lo dio a conocer ante la Bicameral de Inteligencia una agente, cuyo nombre se mantiene en reserva. Apuntó contra la exsubdirectora Silvia Majdalani.

Ante la Bicameral de Inteligencia y en una extensa declaración ante los legisladores, una agente, de profesión abogada, cuyo nombre se mantiene en reserva bajo la Ley de Inteligencia, ratificó que cuando estalló a la luz pública el episodio de espionaje al Instituto Patria hubo una orden interna en la AFI para intentar armar un informe que tratara de dar cobertura legal al seguimiento ilegal. La agente apuntó hacia la exsubdirectora Silvia Majdalani como quien daba las instrucciones y que cuando se conoció la denuncia por un vehículo de la AFI apostado enfrente al Instituto Patria se le instruyó “armar los papeles” para darle cierto viso de legalidad, algo que coincide cronológicamente con el expediente que estaba en manos del juez de Lomas de Zamora, Federico Villena. Todos esos trámites internos demoraron al menos un mes, declaró la agente. Ese informe s incluyó en la denominada causa “G-20” que había sido abierta en el juzgado de Villena y que se utilizó para presentar esos escritos de la AFI 75 días después de que fueran descubiertos los espías.

La agente indicó que la tarea de fraguar ese informe se encomendó al exdirector de Operaciones Especiales Alan Ruiz y al encargado de Jurídicos dentro de la AFI, Juan Sebastián Destéfano, uno de los hombres de mayor confianza de Daniel “Tano” Angelici. Todos esos documentos que contenían la supuesta amenaza terrorista de un atentado contra Cristina de Kirchner y el fruto de todas esas vigilancias fuera de toda función de la agencia fueron firmados por Martín Coste, declaró la espía, que sostuvo que lo hizo bajo presión ante la advertencia de que si no suscribía lo desplazarían del cargo. Supuestamente, esa amenaza provenía de las máximas autoridades de la AFI macrista. Para coordinar el armado de esa documentación, la agente brindó el nombre de Bernardo Miguens, quien tuvo actuación, según dijo, como secretario en el juzgado a cargo del fallecido juez Claudio Bonadio.

Mientras tanto, Ruiz ingresó un nuevo escrito al juzgado de Lomas (ya había presentado uno el lunes) donde volvió a intentar desligar a Majdalani. “Hay respuestas que di porque estaba sugestionado y pensé que ello mejoraría mi situación. Me refiero, por ejemplo, a las vinculadas con ciertos eventos en relación a unidades penitenciarias de detención. Yo no participé ni presencié reuniones a nivel de dirección y subdirección general de la AFI, y mucho menos con ministros de Gobierno; tampoco recibí órdenes directas de la Subdirectora Majdalani”, sostuvo ayer.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario