AMIA: una causa dominada por la impunidad y sin condenas

Política

A 25 años del atentado, los familiares vuelven a reclamarle celeridad a la Justicia y denuncian una causa empantanada. Cronología de un caso impune.

El 18 de julio de 1994 a las 9:53 de la mañana, un coche bomba explotó en la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), causando un total de 85 muertos y más de 300 heridos, en el atentado terrorista más importante de la historia argentina.

A 25 años del hecho, el proceso judicial continúa empantanado, y mientras la geopolítica juega su propio partido, los familiares de las víctimas denuncian la parálisis de una causa en la que no hay detenidos.

AMIA

Causa AMIA

Poco después del ataque comenzó una investigación a cargo del juez Juan José Galeano, quien viajó Venezuela para recibir pruebas que vincularon a la República Islámica de Irán con la explosión de la bomba en el barrio de Once. Su informante fue Manoucher Motamer, un exfuncionario iraní, que luego fue sindicado como agente de la CIA.

De este modo nació la hipótesis oficial que marcó el espinoso camino de la justicia argentina durante los próximos años, y que fue rechazada de plano por el gobierno islámico de Irán.

En paralelo, el hallazgo de un block perteneciente al motor de la camioneta Renault Traffic utilizada en el atentado, entre los escombros del edificio por parte de militares israelíes que participaron de las tareas de rescate, permitió establecer esta línea de investigación.

Por los datos extraídos del block se identificó al vendedor de la camioneta: Carlos Telleldín, un comerciante de autos usados que solía tener tratos con efectivos de la Policía bonaerense.

telleldin.jpg
Carlos Telleldín es el único acusado en el nuevo juicio por el atentado a la AMIA.
Carlos Telleldín es el único acusado en el nuevo juicio por el atentado a la AMIA.

Telledín

La primera detención llegó el día 27 de julio con la aprehensión de Telleldín. Siguiendo el rastro de las llamadas realizadas, se pudo determinar que el comerciante había hablado una semana antes del atentado con Alberto Kannanore Edul, un empresario de origen sirio ya fallecido.

El sospechoso permaneció detenido hasta el 2004, cuando fue liberado por un fallo del Tribunal Oral Federal 3 que desestimó parte de la causa, y que luego sería revocado por la Corte Suprema. Por tal motivo, el comerciante enfrenta un nuevo juicio por su supuesta participación como integrante de la “conexión local” que permitió la operatividad de la célula terrorista en el país.

Alertas rojas

Irán

En el testimonio que ofreció en Caracas, Motamer apuntó contra la organización islámica Hezbollah. Así, la Justicia investigó sobre la premisa de que el ataque había sido ejecutado por esa agrupación mediante el financiamiento iraní.

El juez indagó sobre las vinculaciones de Moshen Rabbani, un clérigo persa que dirigía una mezquita en el barrio de Flores, y conjeturó que había sido quien ideó el ataque a la AMIA desde Irán.

En 1997, el magistrado viajó a París y se reunió con integrantes del MKO, una organización opositora al régimen teocrático de Irán, quienes le suministraron los nombres de los funcionarios que habrían planeado la voladura de la mutual.

Ese mismo año se creó la Unidad Fiscal de Investigación de la AMIA conocida como UFI AMIA, que tenía como objetivo dinamizar el proceso judicial a fin de alcanzar la verdad en el menor tiempo posible. Su titular era Alberto Nisman.

Destitución del juez Galeano

Galeano fue destituido en 2005 acusado de pagarle u$s 400 mil a Telleldín para que cambie su declaración e involucre a un grupo de policías bonaerenses. En marzo pasado el exmagistrado recibió una condena de seis años de prisión por el delito de encubrimiento, en la misma causa en la que fue absuelto el expresidente Carlos Menem.

Durante el juicio, que se inició en el 2015 y que se conoció como “AMIA 2”, se demostró que Galeano coaccionó a testigos, que abandonó por completo la pista siria, y el ya mencionado pago que el exfuncionario le realizó al reducidor de autos.

Cristina.mp4

Memorándum de entendimiento

Tras la destitución de Galeano, la causa pasó a manos del juez federal Rodolfo Canicoba Corral, quien en 2006 cursó un pedido de detención contra ocho funcionarios iraníes, entre ellos el expresidente del país Alí Rafsanjani; el embajador Hadi Soleimanpour y el imán Moshen Rabbani.

Irán desestimó las acusaciones y rechazó los pedidos de captura por considerar que "no estaban correctamente fundados y no existían pruebas que los avalaran".

En enero 2013, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner firmó en África el polémico "memorándum de entendimiento" con Irán, que luego ratificó el Congreso Nacional, para que los acusados declaren en la causa en un país neutral o en Teherán.

El hecho tuvo repercusiones diversas entre los dirigentes de la comunidad judía, aunque la mayoría lo rechazaron, tramitando ante la Justicia una declaración de inconstitucionalidad que resultó avalada por la Sala I de la Cámara Federal.

El gobierno de Fernández recurrió esa decisión "por considerar que se trata de una medida arbitraria" pero a poco de asumir, la administración de Mauricio Macri desistió de seguir con esa apelación, y en consecuencia, el memorando con Irán -que nunca fue aprobado por el congreso iraní-- quedó definitivamente sin efecto.

Actualidad

Alineado con la política externa de Israel y EEUU, Macri decretó que Argentina reconoce a Hezbollah como una “organización terrorista”, en las horas previas a cumplirse los 25 años del atentado a la AMIA.

En tanto, el bloque de diputados oficialista, con Daniel Lipovetsky a la cabeza, alista un proyecto de ley para impulsar el juicio en ausencia contra los acusados iraníes, que ya tuvo dictamen en la Cámara baja.

El borrador cuenta con el apoyo de la mininstra de Seguridad, Patricia Bullrich, y su par de Justicia, Germán Garavano, quienes mantuvieron reuniones informativas con los impulsores del texto.

Al día de hoy todavía rigen cinco alertas rojas contra los iraníes Moshen Rezai, exjefe de la guardia revolucionaria; Ali Fallahian, exministro de Inteligencia; Moshen Rabbani, exagregado cultural; Ahmad Vahidi, comandante de las fuerzas QUDS; y Ahmad Asghari, exsecretario de la embajada de Irán en la Argentina.

Dejá tu comentario