Reunión de Cambiemos: "Quienes cometieron delitos, deben cumplir condena" (Macri escuchaba)

Política

La expresión de Juntos por el Cambio omite el hecho de que el mismísimo Macri está acusado de poner a su disposición el aparato estatal de Inteligencia, a través de la AFI que conducía su amigo Gustavo Arribas, con fines de espionaje político.

La "mesa chica" de Juntos por el Cambio se expresó con contra la solicitada firmada por diversos dirigentes pidiendo la libertad del exvicepresidente Amado Boudou. Sin embargo, dejó en evidencia su doble vara frente a la situación de Mauricio Macri, investigado por contar durante su gestión con una red de espionaje a opositores y aliados.

El espacio referenciado en Macri -aunque su liderazgo es puesto en dudas puertas adentro- sostuvo que "se opondrá férreamente a cualquier tipo de amnistía e indulto de los presos por corrupción. Deben dejar actuar a la Justicia y acatar sus decisiones. Quienes cometieron delitos y actos de corrupción, deben cumplir su condena".

De la reunión participaron el propio Macri; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; la titular del PRO, Patricia Bullrich; el "lilito" Maxi Ferraro; y los radicales Alfredo Cornejo, Mario Negri y Luis Naidenoff, entre otros.

La expresión de Juntos por el Cambio omite el hecho de que el mismísimo Macri está acusado de poner a su disposición el aparato estatal de Inteligencia, a través de la AFI que conducía su amigo Gustavo Arribas, con fines de espionaje político.

La causa que se tramita en el juzgado de Lomas de Zamora, a cargo del juez Alejandro Ramos Padilla, investiga a un grupo de espías que entregaban escuchas ilegales y material visual en Casa Rosada. Pese a que eran sus secretarios quienes recibían los informes, Macri se desligó de los hechos y calificó a los agente como "cuentapropistas".

Este fin de semana, dirigentes de la región, miembros del Frente de Todos y funcionarios del Gobierno nacional firmaron una solicitada para pedir la libertad del exvicepresidente Amado Boudou. "La persecución política contra militantes y dirigentes de la experiencia kirchnerista persiste en la Argentina a pesar del triunfo popular en las últimas elecciones", señala el texto.

"Estamos en presencia de una guerra que se despliega a través de medidas judiciales, fabricación de noticias que manipulan la opinión pública y el intento de crear un clima de odio e intolerancia en la población. Es una guerra que, según se va esclareciendo, floreció durante el gobierno de Mauricio Macri bajo la supervisión de varios de sus funcionarios principales, incluido el propio presidente", agregó.

El texto reclama "la libertad de Amado Boudou y de todos los presos y presas políticas" para que "en Argentina rija en plenitud la justicia y se respeten los derechos humanos".

También señala que "lo que ahora está ocurriendo con Amado Boudou, es la forma final lograda por una agresiva y virulenta coalición formada por todo tipo de especialistas en la descalificación y destrucción de las experiencias democráticas y populares de Gobierno".

"Es lo que en la región conocemos como la "guerra judicial", que hoy es el arma principal de desestabilización de la democracia. La persona de Boudou fue elegida para descargar un castigo ejemplar contra quienes se atreven a enfrentar los injustos privilegios de los que disfruta una facción local históricamente privilegiada, en sociedad con grandes corporaciones locales y extranjeras", concluyó.

La solicitada lleva la firma de distintos dirigentes de la región y políticos locales, como Lula da Silva, Evo Morales, Hebe de Bonafini, Jorge Ferraresi, Eduardo Valdés, Luana Volnovich y Eugenio Zaffaroni, entre otros.

Dejá tu comentario