Más revelaciones de los contratos de la empresa vinculada a Niembro

Política

Nuevas revelaciones sobre las millonarias contrataciones directas del Gobierno de la Ciudad al candidato a diputado nacional del PRO, Fernando Niembro, sacuden la campaña electoral.

Este martes trascendió que el periodista deportivo habría recibido más de $ 21 millones en contrataciones directas del Gobierno porteño entre 2012 y 2015 a través de una empresa creada con ese único propósito. Se trata de La Usina Producciones, una compañía fundada por Niembro hace tres años, que se convirtió en un importante proveedor de servicios de la administración de Mauricio Macri y que -según publicó Tiempo Argentino- obtuvo más de "170 contratos ocultados", que no figuran en el Boletín Oficial.

Sin embargo, este miércoles aparecieron registros internos de La Usina Producciones que confirman la mayoría de las contrataciones por un total de $ 19.473.878,80.

Según las planillas de contabilidad de la firma, en 2012 recibió $ 420.000; en 2013, cuando todavía estaban Niembro en el directorio, $ 9.000.594,42; en 2014 fueron $ 7.557.830,38, y en lo que va de 2015 suma ingresos por $ 2.495.454.

En el Boletín Oficial de la Nación consta que La Usina tiene por objeto "realizar la explotación por cuenta propia o de terceros o asociada a terceros en el país o en el exterior: negocio de producción de actividades periodísticas y/o publicitarias por medio de la prensa escrita, oral, radio, televisión, carteleras, impresos, películas cinematográficas, Internet o a través de cualquier otro medio creado o a crearse".

Legisladores kirchneristas denuncian que Niembro "compraba" espacios de publicidad en los medios y luego se los vendía a un precio mayor la Ciudad. La sospecha surge en la modalidad de negociación: "Todo fue contratación directa o al amparo del Decreto 556, modificado por el Decreto 752/2010, modalidades que están previstas para la contratación de bienes y servicios esenciales sólo cuando razones de urgencia", advirtieron.

Los registros internos revelan que el principal contratante de Niembro fue la Secretaría de Comunicación Social a cargo de Pablo Gaytan desde diciembre de 2011. Gaytan reemplazó a Gregorio Centurión, quien fue suicidado un año antes, y que también había sido sospechado de desviar $ 20 millones en publicidad a empresas de su familia.

La mayoría de contratos directos con Comunicación Social fueron por "servicios de publicidad" para una "publicidad institucional hospitalaria". Otras se pagaron para rubros de "educación, vivienda o dirección ejecutiva". La Usina también recibió dinero para "promoción social" del presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social, de la cartera de Salud y de la Jefatura de Gabinete para "distribuir folletería".

Pero desde 2014 sumó a organismos como la Agencia de Turismo, el Ministerio de Modernización y el de Ambiente y Espacio Público. Sin duda, lo que más le llamó la atención a los legisladores fue la contratación de "servicios de encuestas" a pedido de la Dirección General de Limpieza, "Servicios de Higiene Urbana", "Contratos de Basura" y "Servicios de Auditoría".

Además de las dudas sobre los $ 19 millones, los diputados porteños advirtieron que tampoco hay registros de las remuneraciones por más de $ 800.000 que habría recibido uno de los hijos del comentarista de fútbol y algunas sospechas sobre la ONG que conduce su ex mujer, Mirta Brizuela, debido a que la "Fundación para el Bienestar Social de la Gente", habría recibido más de $ 2,5 millones de la administración macrista.

Dejá tu comentario