1 de marzo 2017 - 10:33

Vidal convocará a un diálogo social por la inseguridad

La gobernadora en el inicio del año legislativo en Provincia.
La gobernadora en el inicio del año legislativo en Provincia.
La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, anunció que convocará a las distintas fuerzas políticas, a la Justicia, al Poder Legislativo y a los intendentes, a un "diálogo social" para "fijar acuerdos" para combatir el delito en la provincia "y sostenerlos en el tiempo".

Según dijo Vidal, "todos los poderes del Estado y las organizaciones de la sociedad civil, reunidos sin ningún tipo de especulación política ni mirada de corto plazo", podrán trabajar juntos "para encontrar un camino que se pueda sostener" para mejorar la seguridad de los bonaerenses, luego de "años de políticas que van cambiando con los gobernantes".

La mandataria señaló que este proceso "va a tener una propuesta metodológica de diálogo social, donde equipos de expertos nacionales e internacionales, y con la supervisión del PNUD, van a ayudar a darle la objetividad y profundidad que se necesita para abordar un tema tan importante como es la seguridad en esta querida provincia".

"Vamos a tener muchas horas y semanas para trabajar juntos, en las que sentados en una mesa tenemos que consensuar proyectos que podamos aplicar. Y este no va a ser sólo un debate entre políticos y miembros de la justicia. Vamos a sumar a las iglesias, a las organizaciones sociales y vecinales, para que la conversación sea amplia y verdadera. Es momento de escucharnos, de que cada uno sume su idea y la debatamos, de consultar a expertos y a referentes internacionales que hayan tenido resultados exitosos", señaló.

En su mensaje de apertura de sesiones ordinarias en la Legislatura bonaerense, Vidal destacó el trabajo de "los buenos policías que ofrecen su vida para cuidarnos", pero remarcó que "todavía hay sectores que son parte de un sistema de corrupción y hay que separarlos".

Precisó, al respecto, que ya fueron apartados más de 3.700 miembros de la fuerza y hay 311 detenidos, a partir de una serie de investigaciones, pero aclaró que "no se trata de una purga" sino de una "decisión política de transformar un sistema que era corrupto, cueste lo que cueste y lleve el tiempo que lleve".

"No alcanza con que la demos solos. Excede a un mandato, excede a un partido político y excede a un poder. La sociedad no tolera más que los delincuentes que están adentro y afuera del Estado no estén condenados o no cumplan sus condenas", apuntó.

En este camino, la mandataria remarcó que, durante los últimos 30 años "ha crecido constantemente el delito en la provincia, excepto en un corto período", pese a la "inversión permanente en seguridad", y que "cada gobierno hizo lo que creía mejor para enfrentarlo pero no vimos que el delito bajara".

"En 30 años hemos tenido en promedio un ministro de Seguridad distinto cada 15 meses. En total se llevaron adelante más de 30 planes diferentes, casi uno por año, muchos de ellos contradictorios entre sí. Por más esfuerzos que hagamos, si no tenemos una política de largo plazo ni procuramos que todos los que intervenimos para tener más y mejor seguridad trabajemos de manera coordinada, los resultados van a ser los mismos", insistió.

Dejá tu comentario

Te puede interesar