29 de enero 2024 - 08:12

El agro espera "un gran año" para dejar atrás la sequía histórica

El MGAP aguarda una recuperación de todos los rubros, mientras los productores destacan como una buena señal la mejora en el nivel de reservas.

El sector agropecuario espera que 2024 sea un gran año en el que los efectos de la sequía queden atrás.

El sector agropecuario espera que 2024 sea "un gran año" en el que los efectos de la sequía queden atrás.

El sector agropecuario se vio fuertemente condicionado por la peor sequía del siglo que afectó a Uruguay el último año, por lo que mantiene expectativas más altas para este 2024, el cual se espera que sea “un gran año” en los diferentes rubros de la actividad.

Después de un 2023 donde el fenómeno climático provocó pérdidas millonarias en el agro, el sector busca recuperarse y seguir promoviendo el desarrollo y la apertura comercial, según precisó en diálogo con Ámbito, el director general de Granja del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Nicolás Chiesa.

Chiesa blanqueó las buenas expectativas de que “va a ser un gran año productivo de Uruguay en todos los rubros del sector agropecuario, desde ganadería y lechería, hasta granja, horticultura y apicultura”, al considerar que “los episodios de lluvia y la oferta de agua mejoraron los cultivos”, aunque aclaró: “Necesitamos que el clima siga acompañando para recuperar el cimbronazo”.

El jerarca indicó que “el año pasado fue histórico por los malos rendimientos productivos” y contrapuso que “este año estamos con buena implantación y buen potencial”. Consultado por el impacto de la soja, tras un año donde se resintieron fuertemente las exportaciones, sostuvo que “va a depender del mercado de granos y los precios internacionales, pero productivamente va a ser un año distinto con el ingreso de divisas”.

Al evaluar las “cicatrices” y aprendizajes de la sequía, admitió que “deja conocimiento y estructura”, mientras reconoció que “si bien ninguna medida del Ejecutivo iba a compensar pérdidas ocasionadas, se dieron oportunidades para que, al pasar el cimbronazo, el productor pudiera recuperarse”.

Pensando a futuro, puntualizó que “los técnicos del MGAP, el plan y el rumbo quedan para que trasciendan a los gobiernos y sean una política de Estado”, tras lo cual destacó la política de riego. “Es un plan estratégico porque hay un potencial enorme para seguir creciendo en área regada, pero tiene que ser alineando distintos factores, como energía eléctrica y obras. Hay un plan maestro, como dice el ministro Fernando Mattos”, valoró.

Nicolás Chiesa, Fernando Mattos.jpg

La apertura de mercados, principal línea de acción del MGAP

En cuanto al rol activo del MGAP para este año, Chiesa anticipó que se buscará “seguir apalancando las medidas de desarrollo del sector agropecuario” y principalmente promover la apertura comercial de los rubros. “Cuánto más mercado y producto se pueda colocar en el mundo, mejor”, definió.

Al enumerar los logros de 2023 recordó que “hace poco se abrió el mercado del sorgo con China, que va a ser muy significativo para empezar a concretar exportaciones”, mientras destacó la alianza comercial estratégica firmada por el presidente Luis Lacalle Pou con su par chino, Xi Jinping, con posibilidades también en mondongo y limones, mientras que se trabaja para avanzar con la carne aviar".

En tanto, valoró también el reciente comercio con otros países como México y Japón y sintetizó: “Uruguay está abierto al mundo y quiere comercializar todos los productos del agro”.

Los productores destacan el mayor nivel de reservas

La perspectiva de un mejor año es compartida por los productores y así lo ratificó a Ámbito el presidente de la Federación Rural, Jorge Andrés Rodríguez, quien estimó que “hay un 20% más de reservas de lo que era normal por parte de los establecimientos” y destacó la importancia de “la integración de los sistemas ganaderos y agrícolas”.

Rodríguez insistió en la idea de “pasar la página del peor año del que tenemos recuerdo” y destacó que los cultivos “vienen muy bien implantados luego de un año en que la zafra fue prácticamente cero”, a la vez que confía en repuntar después de las "muchas enseñanzas" que dejó la sequía.

De cara al futuro, señaló que se avizora “un escenario de recuperación en cuanto a la carne” y existe la perspectiva de “recuperar precios de los cultivos, porque la zafra viene con muy buenos rendimientos por hectárea”.

Ganado Vacas Vacunos Bovinos MGAP

La asistencia del gobierno y “las amenazas” que llegan desde la Unión Europea

El presidente de la Federación Rural destacó el rol del gobierno durante 2023, aunque aclaró que “ante el tamaño de la sequía, no es que se haya hecho poca cosa, sino que hay pocas herramientas”. Sin embargo, destacó “el sistema integrado de garantía de créditos a productores, el corrimiento del pago de impuestos y tasas y el sistema de promoción de inversiones con beneficios fiscales”.

Entre las críticas, lamentó que “muchos de esos mecanismos podrían haber actuado de forma automática” y sentenció: “Muchas veces las entidades del Estado lo único que comparten es que son del Estado, porque funcionan por canales separados”.

Por otra parte, identificó algunas "amenazas para la ganadería del Uruguay”. La primera de ellas es la vinculada a normativas medioambientales que plantea la Unión Europea para el acuerdo con el Mercosur. “Si los europeos tuvieran que cumplirlas, prácticamente no habría producción”, aseveró.

A su vez, se refirió al Bono indexado a indicadores de cambio climático (BIICC 2034) y el préstamo con el Banco Mundial atado a metas sustentables. “Queremos que esos beneficios vuelva en la diagramación de políticas para el sector”, expresó.

Finalmente, cuestionó la posible compra de Minerva de tres plantas de Marfrig. “Se ha puesto la alarma por la concentración de la industria frigorífica por parte de un grupo con casi el 50% de la industria. Creo que eso es perjudicial para el sector”, señaló Rodríguez.

Atraso cambiario: se prevé un dólar planchado

Por otra parte, el dirigente rural afirmó que en el país “ha pegado mucho el tema del tipo de cambio” y sostuvo que el agro prevé que el dólar “va a seguir estando planchado”, al referirse al atraso cambiario, que fue cuestionado por diferentes sectores.

“No hay motivo para que esta situación cambie. Si bien se logró ajustar la inflación y mejorar el salario real, que le hace muy bien a la economía, a los productores no nos sirve porque al recibir dólares de la exportación y cambiarlos, está muy planchado”, observó y sintetizó: “Gran parte de los beneficios económicos a la sociedad uruguaya los ha pagado el productor”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar