3 de junio 2024 - 08:27

Finanzas sostenibles: un proyecto busca estructurar inversiones con impacto ambiental

Fideicomisos, deuda privada o pública, y emisiones en bolsa son algunas de las alternativas.

Las finanzas sostenibles cobran cada vez mayor relevancia y Capital Oriental busca ser el nexo que facilite ese tipo de inversiones.

Las finanzas sostenibles cobran cada vez mayor relevancia y Capital Oriental busca ser el nexo que facilite ese tipo de inversiones.

Foto: Pixabay

En un mundo donde las finanzas sostenibles cobran cada vez mayor importancia, un proyecto apunta a la estructuración de inversiones que reduzcan el impacto ambiental, en sintonía con la relevancia que le da el gobierno uruguayo a la economía verde.

Capital Oriental, una empresa de finanzas corporativas, busca financiamiento para firmas o iniciativas consolidadas y, a través de diferentes instrumentos, genera inversiones con impacto positivo en lo ambiental o social.

Jaime Miller, director de Capital Oriental, explicó en diálogo con Ámbito que “muchas veces las empresas no tienen un departamento financiero sofisticado y nosotros les presentamos el caso a los inversores y la estructura legal de cómo hacer la inversión". "Definimos si hacemos un fideicomiso, si tomamos deuda privada o pública o si hacemos una emisión en bolsa”, graficó.

Diferentes opciones de finanzas sostenibles

Esta última herramienta fue la que la firma utiliza para la salida al mercado de la empresa Zorzal Inversiones Tecnológicas S.A., que emitirá acciones vía Obligaciones Negociables (ON) por un total de 100 millones de Unidades Indexadas (UI).

Sin embargo, no fue la única. “Hace poco creamos un fondo que les presta dinero a edificios de apartamentos para que cambien su caldera de fueloil o gas por bombas de calor, de manera que se descarboniza la calefacción”, destacó Miller.

El también exdirector ejecutivo de Uruguay XXI aclaró que “el edificio no es una persona jurídica y no tiene capacidad de ir a un banco a pedir un préstamo, pero sí puede tomar préstamos privados como los que ofrece Capital Oriental”.

“Van a pagar un préstamo de tres años, en vez de pagar fueloil y/o gas. Una vez completado, se compraron la bomba de calor y quedaron con una expensa más baja. Es un ejemplo de finanzas sostenibles, porque le da dinero al inversor que cobra el interés, le sirve al edificio porque ahorra costos y le sirve al medio ambiente porque descarboniza la calefacción”, valoró.

Una ventana para mejorar la huella de carbono en la construcción

Miller consideró a la construcción como “el peor enemigo de la huella de carbono”, al argumentar que “el 40% de los gases de efecto invernadero se producen por construir o calefaccionar edificios”. “La mejor forma de construir sustentablemente es no construir. Entonces, lo que hacemos es reutilizar un edificio existente, en desuso, y reconvertirlo”, planteó.

El director de Capital Oriental destacó que “la pandemia y el teletrabajo hizo que en Montevideo cayera la demanda por metro cuadrado de oficinas y hay muchos edificios vacíos o con muy baja ocupación de los cuales los dueños se quieren desprender”.

“En este momento, se está estructurando un fondo inmobiliario que busca reconstruir edificios del casco antiguo de Montevideo y es un negocio porque comprás muy barato y salís arrendando con buenos retornos. Pero también es medioambientalmente positivo porque no produzco nuevo cemento y es socialmente sostenible porque se genera vivienda más económica, con lo cual ganan todos”, resaltó.

Jaime MIller ok.png

Por otra parte, Miller resaltó que el país “tiene un posicionamiento muy fuerte en términos de sostenibilidad e impacto ambiental, con un paquete muy completo de incentivos a la inversión”, entre los cuales enumeró la Ley de Vivienda Promovida, que “le quita al inversor el impuesto a la renta generado por alquileres por 10 años" y destacó que "tampoco tenés impuesto a los bienes personales, ni IVA, ni impuesto a la renta por 10 años”.

Sobre la posibilidad de que apuesten inversores de otros países, aclaró: “La ley uruguaya no discrimina si el inversor es extranjero o uruguayo. Por ejemplo, un argentino puede ser el único accionista o director y va a tener el mismo tratamiento que si fuera uruguayo”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar