20 de abril 2024 - 13:13

Hidrógeno verde: la clave para la independencia energética de Uruguay

Para el presidente de la Cámara de la Construcción, Alejandro Ruibal, la industria del combustible sostenible es una oportunidad para el empleo y la matriz de energías renovables del país.

El desarrollo del hidrógeno verde podría ser clave en la independencia energética de Uruguay.

El desarrollo del hidrógeno verde podría ser clave en la independencia energética de Uruguay.

Gentileza EconoJournal

El presidente de la Cámara de la Construcción, Alejandro Ruibal, afirmó que el hidrógeno verde es el camino para que Uruguay obtenga la independencia energética, así como una importante fuente de inversiones y de empleo relacionado a las obras, las operativas y las energías renovables. “Hay que ponerle muchas fichas”, sostuvo.

Uruguay avanza en varios proyectos y acuerdos en torno al hidrógeno verde, con uno de ellos constituyéndose como la mayor inversión de la historia del país —6.000 millones de dólares para la construcción de una planta de combustible verde en Paysandú—; y cada vez son más los sectores que apuntan a promover este tipo de desarrollos sostenibles en un marco en un contexto en el que la economía mundial avanza hacia la descarbonización.

Por esto mismo, la Cámara de la Construcción presentó un estudio elaborado por el Observatorio de Energías Renovables de la Universidad Católica del Uruguay (UCU), en el que se analizan cuáles son los factores principales para habilitar el desarrollo de este recurso energético limpio, en una especie de “hoja de ruta”.

“Siendo el hidrógeno una industria naciente, desde la Cámara de la Construcción dijimos ‘bueno, en lugar de esperar a que la cosas suceda, vamos a ser proactivos’”, explicó Ruibal, en diálogo con Radio Monte Carlo. “Entre los factores habilitantes, las cosas que deberíamos hacer para que se pueda avanzar con el hidrógeno verde, se identificaron tres áreas: la infraestructura, el uso del recurso hídrico y la normativa”, añadió.

Respecto del último punto, el empresa empresario sostuvo que hay que adecuar el marco regulatorio en el país, a través de los entes del Estado como la Administración Nacional de Combustible, Alcohol y Portland (Ancap) y la Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas del Estado (UTE); para que haya un respaldo de la energía y del transporte de la misma.

Asimismo, Ruibal hizo especial hincapié en las oportunidades que puede brindar el combustible sostenible en Uruguay: “En el mundo el hidrógeno es algo que está avanzando muy rápido. Antiguamente, las fuentes de energía eran el petróleo, el carbón, el gas natural, que no tenemos ninguno. Ahora, con el hidrógeno verde, si esto avanza, podríamos ser independientes energéticamente. Hay que ponerle muchas fichas”, consideró.

Una oportunidad para más empleo

Ruibal también se refirió a la dimensión de los proyectos de hidrógeno verde. “Son grandes obras industriales que, además, son en el interior del país, por lo que tienen la características de ser proyectos descentralizados”, señaló. “Estamos hablando de obras grandes, a la escala de lo que podría ser una planta de celulosa, complejos industriales grandes con mucha obra civil, mucha obra de montaje, hay que adecuar las caminerías, mueve el ferrocarril porque hay que movilizar carga, mucho empleo calificado, no solo durante la obra sino luego para la operación”, enumeró.

“Desde el punto de vista del empleo es un impacto importante sobre todo durante la obra, después también derrama y luego refuerza mucho la matriz energética del país porque hay que generar mucha energía”, añadió el presidente de la Cámara de la Construcción.

“Esto va a generar una industria que va a haber que esperarla pero que hay que acompañar, y si no hacemos nada capaz que no suceda o capaz que suceda muy tarde”, argumentó, insistiendo que “hay que seguir empujando y poniéndole fichas” y que “desde el sector privado tenemos que hacer lo nuestro”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar