9 de junio 2023 - 11:08

La inflación debería estar en la mitad de las cifras actuales, según Labat

El presidente del Banco Central del Uruguay señalo que el país se está acostumbrando a una inflación del 8% y que eso no puede pasar.

Según el el Índice de Precios del Consumidor (IPC), la inflación en Uruguay cayó al 4,79% interanual.

Según el el Índice de Precios del Consumidor (IPC), la inflación en Uruguay cayó al 4,79% interanual.

El presidente del Banco Central del Uruguay (BCU), Diego Labat, señaló que en el país se hizo costumbre un índice de inflación del 8% y que “eso no puede pasar”. Además, se refirió a la situación económica que atraviesa Argentina, y al impacto que esto tiene en el territorio nacional.

Los uruguayos “no son conscientes de los daños que la inflación termina causando”, señaló el presidente del BCU en declaraciones radiales a Diamante FM, luego de que se difundieran las cifras de mayo y una nueva baja en el Índice de Precios del Consumidor (IPC).

Entre los daños mencionados, señaló aquellos en las cuestiones distributivas, ya que “hay agentes en la sociedad que tienen sus ingresos fijos y cuando la inflación empieza a subir, le erosiona claramente sus ingresos, y Uruguay ha tenido una serie de mecanismos para indexar y proteger, pero en general no son suficientes para que toda la sociedad se proteja”.

También se refirió a los problemas que esto genera en las microempresas locales, debido a que cuando un pequeño comerciante sufre la inflación eso a veces genera que deba tener niveles de stock de mercadería más altos para protegerse. “Eso implica poner más capital, lo que hace más costoso su negocio. La inflación erosiona y termina erosionando el crecimiento”, afirmó.

Por eso mismo, Labat afirmó que la inflación debería estar “en la mitad de lo que está ahora”. Esto se relaciona también con las expectativas que el BCU maneja, ubicando este índice en un 4,5% —en mayo, y tras un desempeño optimista, bajó a 7,1%— en 2025.

Las declaraciones del presidente del Banco Central abren la duda de qué es lo que puede pasar en el corto plazo con las tasas de interés: si el Comité de Política Monetaria (Copom) se centrará nuevamente en el control inflacionario, tal y como sugirió el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su evaluación anual 2023 —lo que significaría, sino una suba, al menos mantener las tasas congeladas—; o si tratará de responder adecuadamente a los reclamos de los sectores exportadores por un tipo de cambio competitivo, intentando presionar el dólar al alza con una baja de las Tasa de Política Monetaria (TPM).

La situación argentina, otro condicionante

En cuanto a la situación económica que está viviendo el país vecino, Labat dijo que va camino a las próximas elecciones presidenciales con “algunos desequilibrios en algunas cuestiones, como el tipo de cambio, una inflación que se ha disparado”. Asimismo, indicó que tiene “una serie de problemas macro que deberá ir resolviendo y encontrando soluciones”.

Si bien el presidente del BCU destacó que Uruguay “ya no es tan argentino dependiente”, y que “estamos protegidos ante cualquier escenario” —en referencia a un posible efecto arrastre de una crisis económica, tal y como sucedió en 2022—; lo cierto es que sí hay un impacto en la zona de frontera.

Consultado desde la perspectiva contraria, sobre el escenario que podría abrirse ante un nuevo gobierno en el país vecino, Labat dijo que el tipo de cambio argentino tal vez tenga una evolución diferente pero que a Uruguay no le afectará, aunque “el goteo” se refleja en la frontera y en el turismo local.

Dejá tu comentario

Te puede interesar