Ley de financiamiento: fuerte presión de la oposición para acompañar ejecución de deuda

Ambito Nacional

Desde Juntos por el Cambio plantean algunas modificaciones en la letra chica del proyecto, por el que el Ejecutivo planea endeudarse por 500 millones de dólares y 28 mil millones de pesos.

“Trabado”. La respuesta cerca de la noche del miércoles era casi la misma entre los legisladores bonaerenses del Frente de Todos. Juntos por el Cambio cuenta con mayoría de senadores y un número importante de diputados para bloquear los dos tercios que son necesarios para tratar la ley de financiamiento y de esta manera autorizar al ejecutivo provincial a ejecutar deuda.

Sin embargo, fuentes de la oposición arriesgaban a esas horas que podría haber acuerdo. Lo que está claro es que la tregua parlamentaria por la pandemia llegó a su fin y la rosca política volvió a encender el debate.

La sesión tiene horario previsto para las 15 de hoy en la Cámara baja y a las 18 en el Senado. La intención del oficialismo es aclarar la letra chica que demandan desde Juntos por el Cambio, algo que ya había explicado el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López, para poder avanzar en la nueva deuda con organismos internacionales por 500 millones de dólares y la emisión de deuda por 28 mil millones de pesos para acomodar los números con los proveedores que quedaron pendientes de la gestión anterior.

Desde el Frente de Todos aseveran que la demora en la negativa de la oposición es por problemas internos entre aquellos legisladores que responden a intendentes, los más necesitados de esta pandemia, y los que tienen línea directa con María Eugenia Vidal. Por su parte, Juntos por el Cambio sostiene que no firmará un cheque en blanco.

Sucede que, desde la bancada opositora presentaron un dictamen de minoría en el que plantean una serie de requisitos a fin de brindar su acompañamiento. Entre ellos se destaca un fondo extra de 9 mil millones para los intendentes dividido en un “Fondo de Emergencia Social” ante el covid-19 destinado a financiar obras en los municipios por $6 mil millones y otro de $3 mil millones para un “Fondo Municipal para Convenios de Infraestructura”.

Ante la tercera presentación de la ley, las posiciones se acercaron. Pero las diferencias persisten. “El bloqueo demuestra que sólo les importa hacer política en este contexto de crisis mundial por la pandemia. El pedido de información detallada y el reproche a la reasignación de ciertos recursos que el Gobierno provincial necesita realizar en este marco excepcional son sólo excusas que pone la principal fuerza opositora para poner palos en la rueda”, le dice a Ámbito la diputada del Frente de Todos, María Laura Ramírez.

“El endeudamiento es una herramienta que le dimos a todos los gobernadores. Se lo aprobamos a Scioli y a Vidal cuando lo solicitaron, es absolutamente razonable. No hay motivo para no hacerlo ahora, cuando además atravesamos una pandemia”, suma Mario Giaccobe, legislador del bloque aliado 17 de Noviembre, quien con su voto en las comisiones de Legislación General y Presupuesto posibilitó que el proyecto pueda ser tratado. Y agrega que “se puede discutir acerca de los destinos de los fondos o cómo se ejecutan, pero de ninguna manera se puede poner en duda el acompañamiento”.

Por su parte, Guillermo Bardón, legislador por Cambio Federal, que presentó un dictamen de minoría, le dice a este diario que “el ejecutivo está abierto a presentar cambios. Creo que va a primar la cordura y va a haber acuerdo. “Pedimos la condonación de la deuda de los municipios porque la situación de la Provincia luego de recibir plata de Nación hoy es otra. Entendemos que la Provincia afronta la situación más difícil pero no es menos cierto que los municipios presentan grandes dificultades económicas”.

Así las cosas, el segundo round legislativo por la ley de financiamiento parecería estar a punto de comenzar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario