Docentes: sin acuerdo aún en discusión salarial con Nación

Ambito Nacional

No llegó al acuerdo ayer el segundo capítulo de la negociación paritaria con docentes y, a menos de veinte días del comienzo de las clases, la reunión en el Palacio Pizzurno pasó a un cuarto intermedio para mañana. El Gobierno nacional ofreció ayer a los cinco gremios con representación en todo el país un aumento salarial en dos tramos, que fue rechazado sin vacilación por estar lejos de las pretensiones planteadas en el encuentro que inauguró las discusiones el viernes pasado.

La propuesta oficial contempla llevar el salario mínimo de $ 1.840 a $ 2.100 para arrancar el ciclo lectivo el día 28 (es decir, un 14,1% arriba), y completarlo en julio hasta alcanzar los $ 2.180 (lo que implica en total un 18,4% de incremento).

Sin siquiera detenerse a hacer cuentas, los dirigentes sindicales optaron por defender el reclamo original de un 35,8 por ciento de aumento con respecto al piso salarial acordado en 2010, que implica un mínimo de 2.500 pesos.

Atenta a la amplia diferencia de la contraoferta, la Casa Rosada decidió respaldar la gestión del ministro de Educación, Alberto Sileoni, y sumó a la mesa de negociaciones al titular de Economía, Amado Boudou, quien llevó un informe sobre la situación financiera general del país con la expectativa de persuadir a los representantes de la Confederación Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), la Unión Docentes Argentinos (UDA) y la Confederación de Educadores Argentinos (CEA).

El listado de las provincias que deben conjugar la puesta en marcha del ciclo lectivo 2011 con una delicada situación fiscal fue, en rigor, lo que Boudou se empeñó en remarcar ante los sindicatos. Con algunas cuentas en rojo en el interior, la preocupación nubla el ambiente en Balcarce 50, que tendrá que asistir con fondos si con lo propio las gobernaciones no llegan a cubrir el piso de referencia que se fije en las paritarias nacionales.

Por eso, casi todos los distritos -salvo Chubut, Salta y Neuquén, que cerraron en forma anticipada las paritarias para 2011 en diciembre- aguardan las definiciones nacionales para poder contar con un marco de acción al momento de poner a rodar la mesa de conversaciones con los gremios locales.

Un párrafo aparte dedicó el titular de Hacienda a Buenos Aires y a Santa Fe, las administraciones más complicadas en términos fiscales, que si bien son las únicas que abrieron las paritarias casi al unísono con Nación, no se espera que se distingan del resto de las gobernaciones y consigan combinar una oferta salarial con los requerimientos de los docentes provinciales sin conocer el desenlace de las negociaciones nacionales.

En el encuentro de ayer, a pesar de la distancia ratificada entre las partes, algunas concesiones inclinaron los ánimos y dejan asomar algún potencial indicio de acercamiento. «Se discutieron, además del incremento salarial, diversas cuestiones que interesan al sector docente», aseguró Sileoni y reiteró: «Estamos convencidos de que vamos a arreglar, como ha sucedido en los últimos años».

Por su parte, la titular de la CTERA, Stella Maldonado, señaló: «Avanzamos en algunos aspectos que tienen que ver con la inclusión de los docentes en créditos para planes de vivienda». Asimismo, al frente de la UDA, Sergio Romero, agregó que también se habló sobre la equiparación de las asignaciones familiares para todos los docentes del país.

En paralelo, en territorio porteño, el coordinador de la mesa sindical del Ministerio de Educación, Juan Ignacio Maquieyra, sostuvo que «tanto el tema salarial como los temas respectivos a la capacitación docente han sido y siguen siendo tratados con cada gremio» y manifestó que «las conversaciones se mantendrán porque es política de este ministerio el diálogo constante con los representantes de los docentes en pos de solucionar los problemas de quienes sostienen día a día al frente de los alumnos la educación de la Ciudad» de Buenos Aires.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario