Estuvo a la altura: Boca empató en la última jugada y se trajo un punto de oro

Deportes

Boca Juniors rescató un empate agónico en su visita a Bolívar de Bolivia, 1 a 1, en un partido jugado en los 3.600 metros de altura de La Paz por la tercera fecha del grupo 3 de la Copa Libertadores.

Erwin Saavedra abrió la cuenta para Bolívar a los 27 minutos del primer tiempo y empató Federico Carrizo, con un tiro libre espectacular, a los 49 minutos de la segunda etapa.

El empate puso a Boca en una situación menos incómoda de cara a los octavos de final del certamen. Las posiciones quedaron ahora encabezadas por Bolívar y Racing (ambos con 4), seguidos de los de la Ribera (3) y Cali (1). La "Academia" visitará a los colombianos el jueves que viene para completar la tercera jornada.



Durante los 25 minutos iniciales, Boca logró hacer un juego parejo. Más allá de ciertos acercamientos de Bolívar, los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto no sufrieron demasiado. Pero dos golpes sucesivos empezaron a inclinar la balanza del período inicial a favor de los de Rubén Darío Insúa.

A los 25 minutos debió salir lesionado uno de los referentes defensivos de Boca, el
Daniel Díaz (reemplazado por Fernando Tobio). Y a los 27, el Bolívar se puso en ventaja con un hermoso disparo de media distancia de Saavedra, de derecha y en posición de '8', que se clavó en el ángulo superior derecho del arco de Agustín Orión.

"Hasta junio va a ser así", había dicho Barros Schelotto tras el pobre empate sin goles en la Bombonera ante Racing por la segunda fecha de este grupo, en lo que había sido su debut tras reemplazar en el cargo a Rodolfo Arruabarrena. "En el segundo tiempo no podíamos levantar las piernas", se sinceró Carlos Tevez sobre ese mismo compromiso. Parecían, en este contexto de derrota parcial en la altura, malos augurios. Pero no: Boca creció y mostró lo mejor en lo que va de gestión de los "Mellizos", al menos por actitud.

Contó de inmediato con una oportunidad clarísima, a los 32 minutos, con un tiro desde la puerta del área de Fernando Gago tras un despeje de la defensa local. Pero lo más sólido llegó en el segundo tiempo.



Trabajó hasta dominar terreno y pelota, no sufrió en el arco de Orión (el conjunto boliviano no sacó ni un solo contragolpe), se sostuvo con el despliegue de Andrés Chávez y Tevez y tuvo paciencia para alcanzar la igualdad. Hubo un tiro del ex-Juventus que tapó Romel Quiñónez, hubo un disparo de Sebastián Palacios desde la izquierda que se fue cerca y hubo, finalmente, un exquisito tiro libre de "Pachi" Carrizo, en el cuarto minuto de descuento, para el 1-1.

Fue el primer gol de Boca en el certamen y, aún con la calculadora en la mano y el análisis de viajes y localías, le dio alivio de cara a los octavos, tal vez no tanto por el punto cosechado sino por los dos puntos "robados" al rival.

Dejá tu comentario