Deportes

Revelan escuchas de Grondona: arreglo de partidos, árbitros y evasión de impuestos

Ayer salieron a la luz escuchas telefónicas que involucran al fallecido presidente de AFA, Julio Grondona, con distintos personajes que ensombrecen la transparencia de la Asociación del Fútbol Argentino que supo manejar.

En el primer diálogo, que sacó al aire el programa "La Cornisa" de América, se revela como Grondona manipulaba, junto a Alejandro Burzaco, el ex-CEO de Torneos, que cumple arresto domiciliario en Bonzano, Italia, los horarios de los partidos y también como hacía lo mismo, junto al director de la Escuela de Árbitros de aquel momento Abel Gnecco, con la designación de jueces, ya sea en el plano nacional como el internacional.

El ejemplo es el partido de Copa Libertadores de 2013 entre Corinthians y Boca, donde Gnecco se jacta por haber puesto al paraguayo Carlos Amarilla (dijo que fue el mejor refuerzo del equipo de la Ribera) a dirigir lo que terminó siendo un escandaloso partido en San Pablo. También, arreglaron la designación de los árbitros para los cuartos de final ante Newell's. Descartaron a Loustau y eligieron a Vigliano y Delfino, más Ceballos como tercera opción. "Con esos tres manejá los dos partidos", le pidió.

Luego le sugirió que tuviera buen ojo con los lineman, y ahí Grondona le recordó que en la final de la Libertadores de 1964 designó los jueces de línea en el duelo entre Santos e Independiente, que terminó conquistando el equipo de Avellaneda.

En otra escucha, se lo puede escuchar a Grondona hablar con el presidente de Ahlec Tour (la financiera que maneja los cheques de AFA), Carlos Rivera, intentando arreglar junto al representante Jorge Cyterzspiller y al expresidente de Colón, Germán Lerche, un "premio" para que los jugadores del conjunto santafesino para que le ganara un partido a Argentinos que ayudaría a Independiente a no descender, cosa que finalmente sucedió, en 2013.

Por ese mismo certamen, se escucha un audio donde Grondona y Burzaco instrumentan que Argentinos y San Lorenzo jueguen el lunes en vez del sábado para evitar la posibilidad que Independiente descienda en cancha de River y lograr que los jugadores del equipo de Avellaneda vean la definición por televisión. Al negarse el equipo de Boedo a cambiar de día, mandaron a falsear una disposición de los organizmos de seguridad donde estipularan que no podían brindar seguridad en el Nuevo Gasómetro el sábado ni el domingo, por lo que el duelo debía disputarse en lunes.

Finalmente, las escuchas también muestran a un Grondona preocupado por evadir impuestos junto a su abogado personal.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario