Sin dar detalles, la UE acordó que "no dejará caer" a Grecia

Economía

Los principales funcionarios del bloque común europeo llegaron a un acuerdo para ayudar a Grecia a resolver su crisis fiscal. Herman Van Rompuy; el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso; el presidente francés, Nicolas Sarkozy; la canciller alemana, Angela Merkel; y el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet; resolvieron brindar su compromiso político para rescatar a la economía griega de su difícil situación. Sin embargo, los detalles de cómo se llevará a cabo el salvataje aún no se conocen. Las precisiones serán dadas a conocer oficialmente luego de la reunión del próximo martes de los ministros de Finanzas.

Los principales forjadores del acuerdo, Angela Merkel y Nicolas Sarkozy, dijeron hoy que la UE ha dado "una señal muy clara" a los mercados sobre el compromiso griego de reducir su déficit y el apoyo de los países del euro a Grecia, incluida la adopción de medidas adicionales, si fuera necesario.

En la zona euro hay "solidaridad" con Grecia, "en cuanto a las modalidades, no las precisaremos ni entraremos en los detalles", afirmó Sarkozy en una conferencia de prensa con Merkel, en la que ambos prefirieron insistir en la solidez del respaldo de la UE a Grecia y en que el Gobierno de ese país no ha solicitado ayuda económica a sus socios europeos.

Los dos gobernantes comparecieron de forma conjunta tras la reunión informal de líderes comunitarios, a fin de intentar resaltar la unidad de acción ante la grave situación financiera griega.

El presidente francés y la canciller alemana prefirieron insistir en la firmeza del compromiso del primer ministro griego, Giorgos Papandreu, para reducir el déficit público en cuatro puntos porcentuales durante este ejercicio que de otros eventuales escenarios.

Sarkozy destacó "la credibilidad que damos" a esos compromisos, y subrayó que existe una la promesa de tomar medidas adicionales si fuera necesario.

El programa económico del Gobierno griego, que no ha solicitado ayuda económica, será sometido a revisión mensual por la CE a partir de marzo.

Con esta revisión, "el resultado más importante es que los mercados tendrán confianza en la aplicación" por parte de Grecia, afirmó Merkel, quien resaltó la naturaleza "política" de la declaración comunitaria de apoyo.

La jefa del Gobierno alemán destacó que las turbulencias generadas en las últimas semanas han demostrado "hasta qué punto es importante la confianza" en los mercados financieros.

"Hay que respetar las reglas", resaltó Merkel en un aparente recriminación a Atenas, si bien añadió a continuación que "Grecia es de los nuestros" y recalcó los compromisos que ha hecho el primer ministro Papandreu, que se encontró con un déficit público más alto del anunciado oficialmente tras ganar las elecciones anticipadas de octubre.

Sarkozy destacó que tanto el Banco Central Europeo como la Comisión y los demás países de la UE "tienen el mismo análisis sobre la seriedad de los compromisos" del Gobierno griego.

El presidente francés y la canciller alemana recalcaron además la buena acogida que hubo en la reunión de su idea de poner en marcha un gobierno económico de la UE, presentada en la cumbre franco-alemana de la pasada semana.

"No he oído a ningún país hablar en contra del Gobierno económico europeo que hemos propuesto junto con la canciller", aseguró Sarkozy.

Por su parte, Merkel insistió en que para lograr ese objetivo "hace falta coordinación" entre la aplicación de las políticas económicas a nivel nacional, ya que "la credibilidad es lo más importante para un gobierno económico europeo".

Dejá tu comentario