A los 75 murió en Madrid Sancho Gracia

Edición Impresa

Ha muerto Sancho Gracia, el verdadero destinatario de la famosa pregunta de Isabel Sarli «¿Qué pretende usted de mí?» Actor de clásicos teatrales y películas populares nacido en España y criado en Uruguay, Félix Sancho Gracia murió el miércoles en Madrid, a los 75 años, víctima de cáncer. Su carrera empezó en Montevideo, nada menos que junto a la actriz lorquiana Margarita Xirgu, pero la fama le vino con la serie española «Curro Jiménez», donde protagonizaba a un bandido rural. «No era mejor que otros, pero yo sabía andar bien a caballo», confesó en Pantalla Pinamar de diciembre 2007, donde se reencontró con Isabel.

Precisamente, su debut cinematográfico fue en el drama erótico «Y el demonio creó a los hombres», 1960, filmado parcialmente en la Isla de Lobos frente a Punta del Este. Ella sale del mar, él la mira con lujuria, y ahí surge la gran pregunta retórica que luego la leyenda trasladó a otra escena, más famosa, de «Carne». Después Sancho Gracia (dos apellidos, aunque todos creyeran que el primero era un nombre) volvió a España, se hizo gran prestigio en las tablas, donde brilló durante décadas, y también se hizo lugar en las series televisivas, los western spaghetti, los western paella, y demás películas de aventuras populares en los 60 y 70. «Es que sabía inglés, cabalgar, y parar un caballo en dos patas», bromeaba.

El público reconocía su rostro en decenas de películas junto a Raquel Welch, Viveca Lindfords, Vincent Price, Boris Karloff, Alberto de Mendoza, Charlton Heston, Paco Rabal, y sobre preciosos caballos y camiones (otra serie popular, «Los camioneros»). Algunos títulos: «Cien rifles», «Pampa salvaje» (remake del argentino «Pampa bárbara»), «El último día de la guerra», «Dick Turpin», «Guerreras verdes», «Montoyas y Tarantos», «Los desastres de la guerra», «La virtud del asesino», «El crimen del padre Amaro», «El oro de Moscú», «Huidos. El último maquis», que terminó dirigiendo, y también «Martin (h)», de Adolfo Aristarain, y tres de Alex de la Iglesia: «La comunidad», «800 balas», memorable personaje, y «Balada triste de trompeta».

Nuestro público lo apreció en el reciente Madridcine como el duro pastor de ovejas de «Entre lobos», que fue su último largometraje. Fuera de su labor artística, Sancho Gracia era desde 1991 agregado cultural honorario de Uruguay en España, por designación del entonces presidente Luis Alberto Lacalle. Su esposa también era uruguaya, Noelia Aguirre, hija de un político del Partido Nacional. Padrino de la boda fue un amigo de siempre, Adolfo Suárez, presidente del gobierno español durante la difícil Transición. Deja tres hijos, uno de los cuales, Rodolfo Sancho, se inició como actor junto a su padre.

Dejá tu comentario