Basile planea el futuro

Edición Impresa

Boca parece no tener paz. Cuando Alfio Basile dio la lista para comenzar a delinear el 2010, algunos directivos pusieron el grito en el cielo al ver la cantidad de refuerzos que el entrenador pedía. El clima entre cuerpo técnico y dirigentes, entre los que se encuentra el mánager Carlos Bianchi, está cada vez más enrarecido.

Tanto que luego de la victoria ante Banfield, Rubén «Panadero» Díaz desafió al dirigente Marcelo London, quien es muy crítico con el trabajo del DT. Esta situación se sumó a la que afrontó Bianchi con la prensa antes del mismo partido, tras un exabrupto al mejor estilo de Diego Maradona que marca a las claras el clima de nerviosismo que se vive en el club de la Ribera.

En cuanto al plantel que se espera para la temporada 2010, se estima que el defensor paraguayo Julio César Cáceres sea el primero en emigrar. En ese caso, Boca estaría interesado en contratar a los defensores Daniel «Cata» Díaz (una de las debilidades y prioridades del técnico), Agustín Alayes, Leandro Desábato o Clemente Rodríguez. Entre los mediocampistas el que más interesa es el de Rosario Central Jesús Méndez, seguido por Mario Bolatti y Jesús Dátolo, quien exige continuidad para no perder la posibilidad de ir al Mundial.

Pero en el medio de la tormenta, habló Martín Palermo, y agradeció al técnico Basile por haberlo «bancado tanto tiempo». Además aseguró que tiene mucha confianza en el cuerpo técnico para el próximo año y explicó que el problema de este semestre fueron las lesiones. También habló sobre las incorporaciones: «De los años que he estado en Boca, siempre en circunstancias así escuchás muchas versiones. El libro de pases genera rumores.

Dejá tu comentario