Efecto huelga: Cornejo deberá esperar para aprobación de polémico Código de Faltas

Edición Impresa

Por decisión de un senador aliado de no discutir en medio de protestas, el oficialismo de Mendoza decidió hacer caer sesión donde se buscaba sancionar reglamento de contravenciones.

El paro nacional con jornadas de protestas en todo el país tuvo un efecto inesperado en Mendoza: el oficialismo del gobernador radical Alfredo Cornejo hizo caer la sesión en el Senado provincial en la que buscaba sancionar el Código Contravencional.

El polémico proyecto del Ejecutivo mendocino había sido aprobado con modificaciones en Diputados, y por lo tanto debía volver a la Cámara de Senadores para su sanción final. Allí, Cambia Mendoza contaba con los votos justos, y el senador Ernesto Mancinelli de Libres del Sur (parte de la alianza oficialista) anunció que no se sentaría en su banca a tratar el nuevo código de faltas en medio de la tensión social, con movilizaciones que se realizaron a raíz de la huelga general. Se estima que ayer unas diez mil personas se manifestaron en la capital de Mendoza, entre los clásicos tironeos discursivos entre gremios y Gobierno sobre el real acatamiento a las medidas de fuerza.

Lo cierto es que sin ese apoyo de Mancinelli, Cornejo corría el riesgo de un traspié legislativo, como ya ocurrió con la ampliación de la Suprema Corte provincial, que sigue en stand by.

Por lo tanto, el oficialismo decidió no dar quórum, con lo cual se espera que el tratamiento del proyecto se posponga para la próxima semana. Los principales cuestionamientos a la estrategia del bloque de Cambia Mendoza llegaron desde el peronismo, principal opositor al Código Contravencional. El PJ logró hace dos semanas en Diputados introducir modificaciones al texto. Ese día, un grupo de manifestantes intentó ingresar por la fuerza a la legislatura, lo que llevó a que Infantería respondiera arrojando gas pimienta.

Entre los cambios más importantes está la eliminación del artículo 126, que establecía hasta 30 días de prisión o el pago de una multa de $3.000 para "la persona que transmitiere una enfermedad venérea o contagiosa" y una hospitalización inmediata para hacer los estudios médicos. También quedó eliminado el artículo 118 que pretendía multar a quienes se ausentaran voluntariamente de su domicilio y obligaran al Estado a motorizar su búsqueda en vano.

Además, se modificó un punto referido sanciones a quien ofendiese a un funcionario público. El Frente Renovador, también parte de Cambia Mendoza, adujo que podría interpretarse como si los funcionarios tuvieran privilegios. Sí será considerada una falta ofender a un docente o a un profesional de la Salud. También se penaliza el consumo de alcohol en la vía pública, el acoso sexual y el llamado desde las redes sociales a alterar el orden público.

Otro de los artículos polémicos que se mantienen es el referido a la responsabilidad de los padres sobre las contravenciones en que incurrieran sus hijos mejores de edad, con multas estipuladas que pueden llegar hasta los $7.600.

Dejá tu comentario