Confirman que Farina conducirá secretaría cultural en Rosario

Espectáculos

La semana pasada, el historiador rosarino Pablo Montini anticipó a este diario que el intendente Miguel Lifschitz ofreció la Secretaría de Cultura a Fernando Farina, director de los museos Castagnino y de Arte Moderno (Macro) de Rosario. Licenciado en Bellas Artes, ingeniero civil y docente, el nuevo funcionario fue definido por Montini como «un promotor e institucionalizador estatal del arte contemporáneo de la ciudad y quizás del país».

Acerca de la estrategia política, que incluye la puesta en valor de la rica colección de arte europeo y moderno del Castagnino, el historiador rosarino agregó: «La gestión de Farina en los museos fue clave para su designación, confirma que para la Municipalidad la concientización social del arte contemporáneo ha sido una política de Estado lo que, por otra parte, le ha reportado visibilidad y trascendencia a la ciudad como un valioso referente cultural del país. Este plan, iniciado en 1999 de la mano de Farina con la renovación del campo artístico local a través de la exposición '34ARC Artistas Rosarinos Fernando Farina, director de los museos Castagnino y Macro de Rosario. Contemporáneos' contó con el apoyo del entonces intendente Hermes Binner. Al apelar a la autonomía del arte y la libertad de expresión se logró una continuidad de exposiciones de arte contemporáneo que derivaron, en plena crisis económica, en la fundación del Macro. De hecho, cuando la colección del Macro se exhibió en el Centro Cultural Recoleta porteño, Binner y Lifschitz acompañaron la muestra.

Los extranjeros que aspiran a conocer la producción del arte argentino contemporáneo suelen viajar a Rosario a ver ese bello Museo ubicado en los silos Davis a orillas del Paraná, porque Buenos Aires no posee una institución con las características del Macro, y las colecciones del Museo de Arte Moderno (Mamba) que están en el Correo Central, no se sabe siquiera dónde irán a parar mientras las obras de remodelación se eternizan.

Montini añade: «Con el nombramiento de Farina, la Municipalidad privilegia su capacidad de gestión exhibida en la formación de una de las colecciones más destacadas del país de arte argentino contemporáneo, reunida con más ingenio que presupuesto, que a través de una planificada política de exhibiciones busca y logra su legitimidad en el ámbito artístico nacional».

La estrategia que tiene la Secretaria de Cultura para la administración municipal se apoya en la articulación de dos presupuestos básicos: gestión y creatividad; premisas que fueron llevadas adelante por la actual secretaria y futura ministra de Innovación y Cultura de la provincia de Santa Fe, María de los Ángeles González, que creó espacios como el Centro de Expresiones Contemporáneas, el Jardín de Niños o La Isla de los Inventos. Lifschitz decidió acompañar a Farina designando como subsecretaria a la artista plástica Flor Balestra, quien ha convocado a un público cada vez más amplio y liderado el proyecto 'Cultura Pasajera': una activa agrupación de espacios independientes que buscan la creación, exhibición y comercialización de obras de arte.

La tarea que enfrentará este binomio no será fácil, pero al desarrollarse en un marco de libertad podrá continuar con el objetivo propuesto por la Municipalidad de Rosario: «hacer de la ciudad un 'faro' cultural del país» concluyó Montini. Finalmente, más allá de las adhesiones públicas, Farina sumó apoyos empresariales privado, como el de Chandon y el de arteBA, entre otros de todo el país.

A.M.Q.

Dejá tu comentario