Revivió Quasimodo por tercera vez en la calle Corrientes

Espectáculos

"No es uno de los éxitos de este verano. Es el más exitoso" corrige Pepe Cibrián en su charla con este diario. La nueva versión de «El jorobado de París», con música de Angel Mahler que se exhibe en el teatro Opera, ya es tema de debate en algunos foros de Internet. Allí, varios fans intercambian opiniones sobre el repertorio musical, la eficacia de cada personaje (a la gente le interesan Magot -Bettiana Bueno y Filipón -Pedro Muñoz- reyes de la Corte de los Milagros) y el desempeño de sus protagonistas, entre ellos, Juan Rodó (Claudio Frollo) y los dos nuevos descubrimientos de Cibrián: Ignacio Mintz (Quasimodo) y Florencia Benitez (Esmeralda), de 22 y 18 años respectivamente.

«Es la tercera versión de esta obra»
-explica el director-. «La primera fue en 1993, en el Luna Park y luego, en 1995, modificamos mucho la puesta original. Pero la historia recién se asentó ahora. Vamos primerísimos. Casi 3 mil espectadores por semana en un momento difícil, con mucha gente en la costa, pero felizmente tenemos un público que nos sigue».

Cibrián
también empezó a trabajar en dos nuevos proyectos junto con Mahler. El primero se estrenará en julio, en el Teatro Del Globo. Se trata de «Edelweiss» una «afectiva» comedia musical protagonizada por Amelia Bence, Gogó Andreu y otras legendarias figuras del medio que serán convocadas en los próximos días. Todos ellos revivirán sus fantasías-(y algunas cuentas pendientes con la profesión) en el marco del restaurante aludido en el título. El segundo espectáculo, aún sin nombre definitivo, estará ambientado en el cabaret parisiense Moulin Rouge durante la Primera Guerra Mundial. Debutará en el Teatro Opera en enero de 2007.

La idea de reponer «El jorobado de París» y «El ratón Pérez» a partir del 6 de abril fue de Mahler: «Yo le hice ver a Pepe que desde 'Drácula' en adelante contamos con un repertorio muy sólido: 'Las mil y una noches', 'Calígula', 'El fantasma de Canterville', 'Dorian Gray'... que es necesario reponer. Son espectáculos que la gente sigue descubriendo y que para los chicos de 18 y 20 años son una novedad absoluta. Un éxito teatral a lo sumo se puede sostener cuatro o cinco meses, por eso apuntamos al repertorio. ¿Por qué no hacerlo? Si en este caso nos permitió mejorar la historia e incorporar nuevos temas».

P.:
¿Qué modificaciones hicieron?

Angel Mahler: Resolvimos la escena en que Quasimodo salva a Esmeralda.A la gente la impresiona más de esta forma. También cambiamos la obertura de la Paquette por un tema en el segundo acto, donde ella cuenta toda su historia, mirando al infinito.


Pepe Cibrián: Incluimos un coral muy sonoro para le escena en que tiran el portón de la catedral, y un tema nuevo para la madre del Jorobado, que ya no muere. En la primera versión se morían todos. Ahora el espectáculo resulta más sensible. La versión del Luna era más espectacular. Yo a ésta la considero una obra de cámara, con una estética muy delicada. Pero, como estoy acostumbrado a trabajar en grandes espacios
- a «Drácula» iban cinco mil espectadores-, la veo chiquita.

A.M.:Yo no estoy de acuerdo con eso. El Luna Park es inmenso, pero no tiene la estructura y los dispositivos escénicos de un teatro. La parrilla de luces y la seguridad que brinda una sala permiten un aporte visual más cuidado, y además la música suena mejor. Hay que ver también todo lo que evolucionó el sistema de sonido en estos doce años. Esta nueva versión tiene imágenes muy potentes. La escena en que Esmeralda le da agua al protagonista es hermosa.


P.C.: Yo en general no veo mis obras una vez que han sido estrenadas, pero este «Jorobado...» me genera una emoción tan particular que vengo a todas las funciones, además de ensayar tres veces por semana con los protagonistas y con los reemplazos que saldrán de gira.


P.:
¿Por qué eligió a Florencia Benítez luego de haber trabajado con Paola Krum en la primera versión?

P.C.: Florencia es alumna mía y aunque se presentaron chicas más monas, más altas, la vi y dije: «Esta es Esmeralda». Porque Florencia es salvaje, es como un cervatillo... Fue su modo ser lo que me sugirió la estética de este nuevo espectáculo.


Entrevista de Patricia Espinosa

Dejá tu comentario