“Terremoto 8. 5”: una catástrofe geopolítica

Espectáculos

En el cine catástrofe el título lo dice todo, y en el caso de esta superproducción coreana, que se llame “Terremoto 8.5” es un detalle revelador. Pero nunca hay que confiar en cómo traducen los títulos de las películas, sobre todo las coreanas, ya que esta “Baekdusan” se tradujo al inglés como “Ash Fall” y se refiere a las cenizas que caen de una erupción volcánica, ya que aquí si bien hay temblores la catástrofe surge de un volcán.

Pero hay más que sismos y lava en esta entretenida película de superacción, y es el uso astuto de la geopolítica, empezando por los conflictos entre las dos Coreas, y la necesidad de hacerse con ojivas nucleares que los EE.UU. nunca les permitirían controlar a los surcoreanos. Hay un volcán cuyas erupciones están ya revisadas y se sabe que, una vez que empiece a arrojar lava, cada paso será más tremendo hasta destruir la mitad de la península coreana. El plan de salvataje incluye una explosión nuclear controlada, introduciendo una ojiva atómica en un laberinto minero que rodea la montaña, y para eso hace falta un antihéroe norcoreano, preso en Seúl, que se burla de todos los capitalistas y funciona como el memorable Sean Connery de “La Roca”.

“Terremoto 8.5” tiene escenas vertiginosas, incluyendo tiroteos sorprendentes y excelentes persecuciones automovilísticas con efectos especiales de primer orden, bastante humor y una pizca de sensiblería propia del cine catástrofe. Eso si, el doblaje al castellano no ayuda demasiado.

D. C.

“Terremoto 8.5” (“Baekdusan”, Corea del Sur, 2019). Dir.: B.-Seo Kim y H.-Y. Lee. Int.: L. Byung-hu, H. Woo, H. Jeon.

Dejá tu comentario