China, Irán y venta de "ballenas", las causas detrás del derrumbe del Bitcoin

Finanzas

El Bitcoin cayó por debajo de los 30.000 dólares por primera vez en cinco meses. Cruzada antiminera y ventas masivas, las causas.

El Bitcoin cayó por debajo de los 30.000 dólares el martes por primera vez en cinco meses, afectado por las medidas en China contra la criptomoneda más popular del mundo, por una redada en Irán y por la aparente venta de activos de las denominadas "ballenas".

Para el mediodía, el Bitcoin perdió un 9% de su valor hasta 29.624 dólares y alcanzó su nivel más bajo desde enero. La volátil criptomoneda sigue al alza de 2,2% desde principios de año, pero su cotización actual es un 54% a su máximo histórico, alcanzado a mediados de abril (64.870 dólares).

"Las preocupaciones por las medidas de ajuste del gobierno chino y el miedo a que la aceptación del bitcoin y de otras criptomonedas llegue con retraso por su impacto en el medio ambiente lastran al mercado", comentó Fawad Razaqzada, analista en ThinkMarkets.

El gobierno chino está llevando a cabo una campaña para frenar la industria de minado de bitcoin, que es como ese mercado denomina a los ordenadores que hacen funcionar la criptomoneda, descentralizada, aprobando las transacciones y creando nuevas unidades.

Según exproductores de criptomoneda, los proveedores de energía de la provincia china de Sichuan recibieron la orden de dejar de abastecer de electricidad a esas empresas antes del domingo.

"Esta posición es un nuevo golpe duro para el mercado", señaló Timo Emden, analista especializado en criptomonedas. "La importancia de China para la industria es ahora susceptible de disminuir rápidamente", advirtió.

Sin embargo, la primera criptomoneda empezó el año sobre ruedas. Desde finales de 2020, el bitcóin fue ganándose el interés de cada vez más inversores institucionales, como bancos de Wall Street y grupos industriales como el fabricante de vehículos Tesla.

Además, algunos inversores individuales ven en la criptomoneda un buen medio de colocar parte de sus ahorros realizados durante la pandemia.

Así, el mercado de las criptomonedas -cuyo mayor activo sigue siendo de lejos el bitcoin- creció hasta alcanzar casi 2,5 billones de dólares a mediados de mayo.

Pero desde entonces, las medidas del gobierno chino y las críticas que ha despertado por el importante uso de electricidad de su red han hecho que pierda popularidad.

A su vez, los analistas ven que la presión de las ventas de las ballenas es demasiado grande para preservar el mercado alcista por ahora, dice una advertencia, mientras que las similitudes con 2017 les dan esperanza a los hodlers.

Ki Young Ju, director general del servicio de análisis on-chain CryptoQuant, que el 21 de junio advirtió sobre el "muy incierto" estado actual de Bitcoin, dijo que está "confirmando" un mercado bajista porque las ballenas siguen enviando grandes cantidades de BTC a los exchanges.

Al subir un gráfico del llamado "Índice de Capitulación de Ballenas", Ki identificó la primera gran oleada de ventas de ballenas en los exchanges desde julio de 2019.

En ese momento, el par BTC/USD acababa de salir de una carrera hacia los $13,900, un nivel que no volvería a alcanzar hasta octubre de 2020.

Además, se conoció que la policía iraní incautó 7.000 computadoras de minería en una granja ilegal de criptomonedas, su mayor operación hasta la fecha contra las máquinas devoradoras de energía que han exacerbado los cortes de electricidad en Irán.

A fines de mayo, Irán prohibió la minería de criptomonedas como el bitcoin durante casi cuatro meses como parte de sus esfuerzos para reducir la incidencia de apagones atribuidos por las autoridades al aumento de la demanda de electricidad durante un verano boreal cada vez más abrasador y seco.

El jefe de policía de Teherán, el general Hossein Rahimi, dijo que las 7.000 computadoras fueron descubiertas en una fábrica abandonada en el oeste de la capital, informó la agencia estatal de noticias IRNA.

El bitcoin y otras criptomonedas son creadas a través de un proceso conocido como minería, donde poderosas computadoras compiten entre sí para resolver problemas matemáticos complejos. El proceso consume mucha energía y, a menudo, depende de la electricidad generada por combustibles fósiles, que abundan en Irán.

Según la firma de análisis de cadenas de bloques Elliptic, alrededor del 4,5% de toda la minería de bitcoines se realiza en Irán, lo que le da cientos de millones de dólares en ingresos de criptomonedas que pueden usarse para disminuir el impacto de las sanciones de Estados Unidos.

La economía iraní se ha visto muy afectada desde 2018, cuando el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó el acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y seis potencias y volvió a imponer sanciones a la república islámica. Su sucesor, Joe Biden, y otras potencias globales están manteniendo conversaciones con Irán para reactivar el acuerdo.

Irán ha aceptado la minería de criptomonedas en los últimos años, ofreciendo energía barata y requiriendo que los mineros vendan sus bitcoines al banco central. Teherán permite que las criptomonedas extraídas en Irán se utilicen para pagar las importaciones de bienes autorizados.

La perspectiva de energía barata subvencionada ha atraído más mineros, particularmente de China, a Irán. Generar la electricidad que utilizan requiere el equivalente a unos 10 millones de barriles de crudo al año, o el 4% de las exportaciones totales de petróleo iraní en 2020, según Elliptic.

Dejá tu comentario