Caso Cabezas: Justicia ratificó perpetua para los ex "horneros" acusados del asesinato

Información General

La Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firmes las condenas a prisión perpetua para los ex "horneros" Horacio Braga y José Luis Auge por el crimen del reportero gráfico José Luis Cabezas.

Según un fallo difundido, el máximo tribunal rechazó por "inadmisible" un recurso extraordinario presentado por la defensa de ambos para que se revise esa sentencia.

En media carilla, los ministros rechazaron el recurso del abogado Juan Martín Cerolini y dejaron en pie una decisión de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que intervino para restablecer las penas a perpetua.

El 16 de noviembre, la Corte ordenó que el "hornero" Sergio González, quien se encontraba en libertad, volviera a la cárcel para cumplir la pena de prisión perpetua luego de que la Suprema Corte provincial anulara un fallo de Casación provincial que le había reducido la condena a 20 años de prisión.

La llamada "Banda de los Horneros" fue condenada en febrero de 2000 a prisión perpetua, en un debate en el que, además, recibieron reclusión perpetua los ex policías bonaerenses Gustavo Prellezo, Aníbal Luna y Sergio Camaratta, y el ex militar Gregorio Ríos.

En noviembre de 2003, el Tribunal de Casación bonaerense redujo significativamente las condenas impuestas en el juicio oral por la Cámara de Dolores y, gracias al sistema "dos por uno" entonces vigente, los "horneros", con excepción de Héctor Retana que murió en la cárcel, fueron beneficiados con morigeraciones de la prisión.

No obstante, Braga y Auge violaron las condiciones para permanecer en arresto domiciliario, por lo que el beneficio fue revocado en diciembre de 2007 y volvieron a la cárcel. González siguió en libertad condicional.

El fallo de Casación fue apelado por la fiscalía ante la Suprema Corte y ésta lo anuló en septiembre de 2007, por lo que la defensa de los "horneros" recurrió a la Corte nacional.

De acuerdo a lo que quedó probado en el debate oral en Dolores, durante el verano de 1997 el magnate telepostal Alfredo Yabrán se sentía molesto por una foto publicada por una importante revista y por la guardia periodística que Cabezas y su compañero Gabriel Michi realizaban frente a su mansión de Pinamar.

De esta manera, Yabrán ordenó a Ríos, que era el jefe de su custodia privada, que "sacara a los periodistas del medio" y éste convocó para esta tarea a Prellezo que era jefe de un destacamento de la zona.

Prellezo, por su parte, planeó junto a sus pares Luna y Camaratta el secuestro del fotógrafo, para el que utilizó a la banda de la localidad platense de Los Hornos que él había llevado a la Costa para que robara en casas de veraneo.

Fue así como la madrugada del 27 de enero de 1997, Cabezas fue capturado a la salida de la hasta entonces tradicional fiesta de cumpleaños del empresario Oscar Andreani y llevado en el Ford Fiesta que utilizaba para su trabajo periodístico esa temporada.
El reportero, en medio de un operativo clandestino supervisado por Luna y Camaratta, fue conducido por los "horneros" hasta una cava de un camino rural de General Madariaga y allí Prellezo lo asesinó de dos disparos en la cabeza e incendió su cuerpo dentro del auto.

Tras una compleja investigación criminal, el juez de Dolores que instruyó la causa, José Luis Macchi, determinó que Yabrán era el autor intelectual "mediato" del crimen de Cabezas, por lo que ordenó su detención.

El empresario se suicidó de un escopetazo en la cara en una de sus estancias en la provincia de Entre Ríos, cuando una comisión de la policía de esa provincia ingresaba a detenerlo.

En un segundo juicio oral fue condenado a prisión perpetua el ex comisario de Pinamar, Alberto Pedro "La Liebre" Gómez, como responsable de haber "liberado la zona" para facilitar el crimen.

En la actualidad están presos Gómez, Prellezo, Auge, Braga y González.

Dejá tu comentario